Wednesday, June 22, 2022

Benedicto XVI denunciado por víctima de abuso en el tiempo que fue arzobispo de Múnich


Esta es una información de agencia ANSA, Jun-22-2022.

(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, 22 GIU - El papa emérito Benedicto XVI, Joseph Ratzinger, podría comparecer ante un tribunal secular con la acusación de haber encubierto, o al menos tomado a la ligera, el pasado abusivo de un sacerdote que estuvo en la diócesis de la que fue arzobispo, la de Múnich y Freising.

Lo reportan hoy los medios alemanes Correctiv, Die Zeit y Beyrische Rundfunk.

Según las fuentes, la denuncia fue presentada por una de las víctimas del sacerdote, quien también sacó a relucir a otros prelados que en ese momento, en la década del ochenta, ocupaban altos cargos en la misma diócesis.

De acuerdo al informe, Benedicto XVI conocía el pasado de Peter H., sacerdote acusado de 23 casos de abusos sexuales a menores de entre 8 y 16 años entre 1973 y 1996.

Ratzinger, en síntesis, "tenía conocimiento de la situación y consideró al menos a la ligera "que este sacerdote pudiera volver a abusar de otras víctimas".

Los delitos están prescritos en gran medida, pero el abogado de la víctima, que hizo una denuncia y presentó una acción civil, interpuso una acción para obtener una sentencia de culpabilidad de la Iglesia.

Si el tribunal reconoce los delitos del sacerdote, "la iglesia podría verse obligada a pagarle daños y perjuicios", escribieron los medios alemanes.

La demanda fue presentada ante el tribunal regional de Traunstein.

Las acusaciones de las que hablan hoy los medios alemanes ya habían sido elevadas en enero pasado, justamente por Die Zeit, que citaba un "decreto extrajudicial" del tribunal eclesiástico de la archidiócesis de Múnich y Freising de 2016 con críticas al comportamiento de otros prelados que no detuvieron el accionar de Peter H.

También en ese caso, entre los nombres se destacaba el de Ratzinger. Según el documento, tanto él como los vicarios generales de la archidiócesis, "no estuvieron a la altura de su responsabilidad hacia los jóvenes y niños que fueron encomendados a su cuidado pastoral". El caso del "Padre H", además, ya había sido sacada a la luz hace más de diez años por el semanario alemán Der Spiegel que, hablando de "omisiones", sostuvo que la participación del entonces arzobispo Ratzinger fue "más fuerte" de lo que se supo.

La posición de entonces del Vaticano fue que "Ratzinger no sabía de la decisión de reinsertar al sacerdote en la actividad pastoral parroquial" y que "cualquier otra versión es mera especulación".

Por lo tanto, los reflectores vuelven a apuntar al Papa emérito, a pocos meses de su "mea culpa", en febrero pasado.

Palabras que fueron consideradas demasiado tibias por los medios de comunicación alemanes y que, en cambio, encontraron apoyo en el mundo católico.

Ratzinger había expresado "vergüenza", "dolor" y "perdón", al tiempo que hablaba de "gran culpa".

Pero también rechazó las acusaciones de los que lo tildaron de "mentiroso", ya que él fue el primero en levantar la alfombra bajo la que se escondía el polvo de los abusos impunes.