Tuesday, May 17, 2022

Se nos había olvidado comentarles: Cuando la rodilla lo permite se reanudan sin avisar las actividades de Francisco previamente canceladas


Le están cobrando en Argentina a Francisco el hecho de que casi sobre la hora le canceló una audiencia al canciller argentino, Santiago Cafiero, es más, dijeron en el Vaticano que todas las actividaddes de ese día estaban canceladas, pero no hubo tal, porque ese mismo día se reunió con un grupo juvenil que sin querer lo delató porque posteó en redes sociales fotos de la audiencia.

Los propios recibidos afirman claramente que la audiencia fue el 22 de Abril, sin embargo, en el Vaticano informan de forma oficial que esa audiencia sucedió el 23 de Abril (ver aquí, aquí y aquí).

Esta es una información de Clarín, May-17-2022, en la cual se consigna la nueva explicación del Vaticano, es decir, una cosa es lo que ocurrió, otra la que se informa en manera oficial y otra diferente la que en declaraciones a un medio en concreto se ofrece.

Tensión con la Iglesia
El mismo día que el Papa Francisco le canceló la reunión a Santiago Cafiero recibió a un grupo de jóvenes misioneros

Lo confirmó a Clarín la oficina de prensa del Vaticano. Francisco había dicho que no podía ver al canciller por una dolencia en la rodilla.


Sergio Rubin
17/05/2022


El día en que el papa Francisco canceló la audiencia que le había concedido por la mañana al canciller Santiago Cafiero por su dolencia en la rodilla que lo obligaron a efectuarse unos estudios médicos, recibió más tarde a una delegación de jóvenes misioneros, confirmó hoy la Oficina de Prensa del Vaticano.

Cafiero recibió la comunicación de la cancelación de la cita –prevista para el viernes 22 de abril- el día anterior cuando viajaba en tren de Venecia a Roma y suscitó especulaciones acerca de una presunta falta de voluntad del Pontífice de recibirlo por el deterioro de la relación con el presidente Alberto Fernández.

En aquel momento, la Santa Sede informó que la agenda del viernes 22 había sido suspendida por “problemas de salud” del Papa y luego se supo que Francisco había ido por la mañana al policlínico Gemelli a someterse a unos estudios por su persistente dolor en la rodilla que determinó que usara una silla de ruedas.

Ante una consulta de Clarín, el director de la Oficina de Prensa del Vaticano, Matteo Bruni, dijo que el encuentro del Papa con los jóvenes misioneros “fue una reunión que se logró recuperar al final de la mañana del viernes, tras las visitas médicas como pude contarle a los periodistas el mismo día”.

Francisco se reunió con los jóvenes italianos miembros de las Obras Misionales Pontificias nucleados en el grupo Missio Young People, en el marco de una Convención de Jóvenes Misioneros que se llevó a cabo bajo el lema: "Regreso al COMIGI: la misión se reinicia desde el futuro".

Los jóvenes publicaron en las redes sociales el encuentro con el Papa y sostuvieron que habían estado reunidos el 22 de abril, el día que tenía que ver Francisco a Cafiero.

“La conferencia es una forma de renovar el impulso misionero de los jóvenes y llega cuando el grupo celebra su 50 aniversario”, consigna la información publicada en el sitio oficial de noticias del Vaticano, cuya información –consigno Bruni- se distribuyó al día siguiente”.

En la Oficina de Prensa del Vaticano había sorpresa por las consultas recibidas este martes desde la Argentina al respecto porque consideraron que la audiencia con los jóvenes era un dato conocido por los periodistas acreditados ante la Santa Sede desde ese mismo viernes.

En viaje de Venecia a Roma, Cafiero gestionó ver a Francisco en los días siguientes, pero no lo logró. Así, experimentó el deterioro del vinculo del Vaticano con el gobierno de Alberto Fernández.

El propio Presidente mandó a hacer gestiones para poder ser recibido por el Papa durante su reciente gira por Europa, pero -tal como reveló Clarín- no recibió una respuesta positiva.

Idéntica gestión realizó días más tarde la vicepresidenta Cristina Kirchner, tal como confirmaron a este diario fuentes vaticanas. Y el intento también se encaminó a la frustración. En la Santa Sede comentan que la respuesta a los contactos de la ex presidenta fue que tramite el encuentro a través de la Cancillería que encabeza Cafiero, precisamente uno de los funcionarios a quien ella más cuestiona.

En realidad, la lectura política que hacen en el Vaticano es que el Papa no quiere verse involucrado en la feroz interna del Frente de Todos.