Tuesday, May 10, 2022

Grupo de periodistas pide a Francisco que nombre a Titus Brandsma copatrono de los periodistas


Sobre el P. Titus Brandsma hemos anteriormente dedicado dos entradas (1, 2), y en vísperas de su canonización llega esta interesante información vía Omnes, May-10-2022, pero originada en el periódico Nederlands Dagblad (Neerlandés, Inglés, Italiano).

Tito Brandsma, ¿segundo patrón de los periodistas católicos?

Un grupo de periodistas pide al Papa Francisco que nombre al carmelita holandés patrón de los periodistas junto a san Francisco de Sales. Para ellos, Brandsma encarnó los valores de un periodismo de paz entendido como un servicio a todas las personas.

Maria José Atienza | 10 de mayo de 2022


Anton de Wit (director del semanario Katholiek Nieuwsblad, Países Bajos), Wilfred Kemp (jefe de programas católicos de radio y televisión de la cadena pública holandesa) y Emmanuel van Lierde (redactor jefe del semanario Tertio, Bélgica) y Hendro Munsterman (Nederlands Dagblad) son los impulsores de una carta al Papa Francisco en la que piden al pontífice la declaración de Tito Brandsma como patrón de los comunicadores católicos unido al actual patronazgo de San Francisco de Sales.

Una petición a la que ya se han unido numerosos profesionales de la comunicación de diversas nacionalidades y a la que los impulsores invitan a unirse a otros profesionales católicos de los medios.

Un conocedor del periodismo actual

En la misiva de petición al Papa Francisco, los periodistas destacan la figura de Titus Brandsma “para la comunidad católica de los Países Bajos” y subrayan su labor periodística.

Brandsma “fue redactor jefe de un periódico, se dedicó a la modernización y profesionalización de la prensa diaria católica en los Países Bajos y trabajó para mejorar las condiciones de trabajo y la creación de una formación profesional para los periodistas. Tito Brandsma realizó su trabajo en el contexto del ascenso del fascismo y el nazismo en Europa. De palabra y de obra se opuso al lenguaje de odio y división que era común en la época. En su opinión, lo que hoy llamamos fake news no merecía una tribuna en la prensa católica; consiguió que el episcopado prohibiera la impresión de propaganda nacionalsocialista en los periódicos católicos”.

Los peticionarios recuerdan además que esta labor fue causa del martirio del carmelita cuyos escritos se convirtieron en un punto de referencia para la resistencia moral y cultural del pueblo holandés. En este sentido, además, reconocen en Brandsma “a un hombre profesional y fiel de notable categoría. Alguien que compartió la misión más profunda del periodismo en los tiempos modernos: la búsqueda de la verdad y la veracidad, la promoción de la paz y el diálogo entre los pueblos”.

Los firmantes de esta carta añaden que Tito Brandsma es un periodista en el sentido moderno de la palabra. Su patronazgo, junto al de San Francisco de Sales, aporta un conocimiento del periodismo actual y la entrega de su vida “por la prensa libre para defender los valores humanos contra todo terror”.

Muerte en Dachau

Tito Brandsma fue detenido por las fuerzas de ocupación a principios de 1942 y enviado al campo de concentración de Dachau. Un diario y varias cartas enviadas a superiores, familiares y amigos dan cuenta de sus días en el campo de concentración. En ellas describió las condiciones de hacinamiento en su celda y los malos tratos, pero nunca expresó tristeza. El 26 de julio del mismo año, Brandsma fue asesinado por una inyección letal. Ese mismo día, los obispos holandeses hicieron leer en todas las iglesias su valiente protesta contra las deportaciones de judíos.

El carmelita holandés será canonizado el 15 de mayo junto a otros nueve beatos como Charles de Foucault, la francesa María Rivier o María de Jesús, fundadora de las Hermanas Capuchinas de la Inmaculada de Lourdes. Del resultado de la petición, puesta sobre la mesa por este grupo de periodistas, aún no se conoce la respuesta.