Friday, January 14, 2022

Francisco lamenta no poder “callejear”


El periodista que recientemente, y por pura coincidencia, captó a Francisco saliendo de una tienda de discos, Javier Martínez Brocal, escribió una carta a Francisco presentando disculpas por importunarlo, con la sorpresa de que Francisco le contestó con una carta escrita de su puño y letra. Rome Reports, agencia dirigida por Martínez Brocal, presenta la siguiente nota al respecto, Ene-14-2022.

El Papa escribe al periodista que le grabó en la tienda de discos

La noticia de la visita del Papa a la tienda de discos ha dado la vuelta al mundo. ..Y ha llegado incluso al periódico del Vaticano, el “Osservatore Romano”.

Por eso, el periodista que grabó estas imágenes escribió al Papa para explicarle lo ocurrido.

JAVIER MARTÍNEZ-BROCAL
Director de Rome Reports
"Me da pena que el Papa, que es un amante de la libertad, tenga que estar encerrado en su casa porque cada vez que se mueve le descubre una cámara. Le escribí para decirle que lo siento y que por otro lado hacía falta una noticia como esta que hace sonreír, en esta época en la que sólo hablamos de tragedias".

La sorpresa fue que el Papa Francisco le respondió de vuelta con esta carta.

Francisco dice que fue mala suerte “que, después de tomar todas las precauciones, justo había en el lugar un periodista esperando a una persona en la parada de taxis. No hay que perder el sentido del humor”.

También confiesa en el texto que “lo que más extraño en esta Diócesis (de Roma) es no poder “callejear”, como lo hacía en Buenos Aires, yendo caminando de una parroquia a otra”.

El Papa bromea y da las gracias al autor del vídeo “por cumplir con su vocación aunque sea poniendo en dificultad al Papa”.

JAVIER MARTÍNEZ-BROCAL
Director de Rome Reports
"Yo creo que el Papa reconoce la importancia del trabajo del periodista, aunque a veces sea incómodo para él o le cree problemas. Pero él agradece este servicio de contar lo que pasa de modo honesto".

En cualquier caso, en la carta el Papa no aclara uno de los grandes misterios de esta historia: el título del CD de música con el que regresó a casa.