Wednesday, January 12, 2022

Francisco estrecha cerco anti-Covid en el Vaticano, mascarilla FFP2 obligatoria, prohibición de viajes, multas pecuniarias y más


El estado segregacionista Vaticano estrecha el cerco contra el Covid, no hay lugar para los denominados por su jefe ‘negacionistas suicidas’, e impone multas pecuniarias las cuales se incrementan para los que reincidan, además de otras medidas.

Esta es una información de Europa Press, Ene-12-2022.

ROMA (EUROPA PRESS).- El Vaticano ha impuesto el uso de mascarillas FFP2 en los lugares cerrados y ha suspendido los viajes de trabajo para todos sus empleados "salvo una específica" justificación hasta el próximo 28 de febrero.

Así se deduce de la nueva disposición firmada por el Presidente de la Comisión Pontificia para el Estado de la Ciudad del Vaticano, el obispo español Fernando Vérgez Alzaga.

Estas medidas se suman a otras ya adoptadas para revertir los contagios de coronavirus como la obligación de presentar el certificado de vacunación contra el coronavirus, aplicado a los vacunados o a quienes hayan pasado recientemente la enfermedad, a todos los trabajadores de los dicasterios, organismos y oficinas de la Curia Roma ana y de las instituciones vinculadas a la Santa Sede, y a los turistas que visiten, por ejemplo, los Museos del Vaticano.

Desde el 13 de diciembre, el Vaticano no permite acceder a sus puestos de trabajo a las personas que no presenten el certificado de vacunación contra el coronavirus, de manera que se considera faltar por esa razón una "ausencia injustificada" lo que conlleva la suspensión del sueldo.

Sin embargo, los fieles que acuden a las misas que se celebran tanto en la basílica de San Pedro como en la parroquia de Santa Anna, como también a las audiencias que preside el Pontífice los miércoles en el aula Pablo VI, están exentos de esta obligación. En las zonas exteriores del Vaticano, se podrá seguir llevando una mascarilla quirúrgica.

Como se acaba de leer en el último párrafo la confusión reina, porque si fuera cierto que a determinados lugares, como la Basílica de San Pedro, se puede ingresar con cualquier tipo de mascarilla, no habría ocurrido el incidente que detallamos anteriormente, en el cual a unos peregrinos que no llevaban la tal mascarilla FFP2 se les impidió la asistencia a una Misa el día Lunes, justo la fecha en la que inició a regir el decreto con las draconianas medidas. Organismos como los Museos Vaticanos han publicado en varios idiomas las condiciones para ingreso según las nuevas disposiciones (ver por ejemplo en español).

La anterior información tampoco dice que hay una tabla con multas para los catalogados transgresores.

De 25 a 60 euros para quienes violen la prohibición de reuniones en lugares públicos o abiertos al público. De 25 a 50 euros para el que no use la mascarilla o la use mal y para quien no respete el distanciamiento social. Se eleva a 160 euros la multa si las violaciones ocurren en lugares públicos o abiertos al público, hasta 1500 euros para los que no respeten el autoaislamiento o cuarentena. Para los reincidentes se duplican los valores.

Ahora, el primer ciudadano de dicho estado sería el primer llamado a dar ejemplo mediante su comportamiento propio, por ejemplo, en la audiencia general realizada hoy, dos días luego de entrar en vigencia el decreto, jamás se le vio usando la tal mascarilla (ni la obligatoria, ni la quirúrgica, ni ninguna), y del distanciamiento social ni hablar. ¿O es que nos vamos a poner legalistas dando explicaciones de que en tal lugar, aunque este dentro del estado, no obligaba; o que según la naturaleza del evento no aplica el decreto, etc?


Actualización Ene-12-2022 (23:37 UTC) ¡Hasta cuándo tendremos que soportar a los papólatras! Para los que han dicho que estas no son cosas de Francisco, que no tiene nada que ver, que el títular de la entrada es tendencioso, etc; aquí les ponemos la copia del documento, ordenanza, para ser exactos, en la cual consta que las draconianas medidas se emanan “por voluntad expresa del Santo Padre” y todo lo demás que sigue, lo cual no vamos a traducir, usen el traductor de google u otro que les dé la gana. Tampoco les vamos a publicar el documento completo, ¡esfuércense y búsquenlo en sus fuentes de confianza!, sí, esas mismas que alimentan su papolatría.