Tuesday, July 27, 2021

En el Vaticano usan Grindr


Era cuestión de tiempo para que esta información llegara algún día, y ese día fue hoy: En el Vaticano usan la aplicación para encuentros casuales homosexuales, Grindr. Ya en el pasado supimos que desde el propio Vaticano visitaban sitios porno (ver aquí y aquí), y ahora viene este otro ingrediente. El sitio The Pillar ha publicado hoy un largo artículo al respecto, aunque lo enfoca más en el aspecto de la vulnerabilidad, esta es nuestra traducción de un aparte.

El análisis de los datos de señales disponibles comercialmente obtenidos por The Pillar, que se obtuvieron legalmente y cuya autenticidad The Pillar ha confirmado, muestra que durante un período de 26 semanas en 2018, al menos 32 dispositivos móviles emitieron señales de datos de aplicaciones de citas o conexiones que se producían en serie desde áreas aseguradas y edificios del Vaticano normalmente inaccesibles para turistas y peregrinos.

Al menos 16 dispositivos móviles emitieron señales desde la aplicación de conexión Grindr durante al menos cuatro días entre Marzo y Octubre de 2018 dentro de las áreas no públicas del Estado de la Ciudad del Vaticano, mientras que otros 16 dispositivos mostraron el uso de otras aplicaciones de conexión o citas basadas en ubicación, tanto heterosexuales como homosexuales, en cuatro o más días en el mismo período de tiempo.

El conjunto de datos evaluado por The Pillar está disponible comercialmente y contiene información de ubicación y uso a los cuales los usuarios dan su consentimiento para que se recopile y se comercialice como condición para usar la aplicación.

El uso extensivo de aplicaciones de citas o conexiones basadas en ubicación es evidente dentro de los muros de la Ciudad del Vaticano, en áreas restringidas de la Basílica de San Pedro, dentro del gobierno de la Ciudad del Vaticano y de los edificios administrativos de la Santa Sede, incluidos los utilizados por el personal diplomático del Vaticano, en edificios residenciales y en los Jardines del Vaticano, tanto durante el día como durante la noche.

The Pillar ha venido ofreciendo varios artículos sobre esta materia, el primero de ellos presuntamente ocasionó la renuncia de un sacerdote con alto rango en la Conferencia Episcopal de EEUU.