Sunday, July 18, 2021

Declaración oficial de la Fœderatio Internationalis Una Voce sobre Traditionis Custodes


La Federación Internacional Una Voce (FIUV) ha publicado hoy la siguiente declaración oficial sobre el motu proprio Traditionis Custodes. Traducción de Secretum Meum Mihi.

Declaración oficial de la Fœderatio Internationalis Una Voce sobre el Motu Proprio «Traditionis Custodes»

La Federación Internacional Una Voce (FIUV) es la organización mundial de fieles laicos ligados a la celebración de la Misa de acuerdo con la Editio Typica 1962 del Misal Romano, conocida hasta ahora como la Forma Extraordinaria del Rito Romano, Usus Antiquior, o simplemente la Misa tradicional en latín.

Desde su fundación en 1965, la FIUV ha desarrollado sus actividades en obediencia y armonía con la Santa Sede, donde siempre hemos sido recibidos con cordialidad y franqueza.

El 16 de julio de 2021, el Papa Francisco publicó una Carta Apostólica dada motu proprio, Traditionis Custodes, que establece estrictas restricciones y limitaciones a la celebración de la Misa tradicional en latín.

La Federación Internacional no puede dejar de notar que la motivación de la nueva Carta Apostólica, como se expresa en la carta adjunta del Pontífice Reinante, deriva de las presuntas actitudes y palabras de quienes elegimos la Misa Tradicional, según informaron algunos obispos a la Santa Sede, que implican un «rechazo de la Iglesia y sus instituciones en nombre de lo que consideran la “verdadera Iglesia”». Además de un «uso instrumental del Missale Romanum de 1962, que se caracteriza cada vez más por un rechazo creciente no sólo de la reforma litúrgica, sino del Concilio Vaticano II, con la afirmación infundada e insostenible de que ha traicionado la Tradición y la “verdadera Iglesia”».

Tanto la caracterización de los católicos ligados a la Misa Tradicional como las nuevas y duras restricciones a la misma nos entristecen enormemente. Es nuestra experiencia, como representantes de grupos de fieles, que lo que atrae principalmente a las personas a la espiritualidad de la Misa Tradicional no son las discusiones teológicas o pastorales del pasado, sino el respeto por lo Sagrado y el sentido de la continuidad de la Tradición, que no queda como una mera aspiración, sino que se vive cotidianamente en el venerable rito que se ha desarrollado lentamente a lo largo de los siglos y nunca ha sido abrogado.

Ciertamente, como ocurre con otros grupos de Fieles, no existe una homogeneidad absoluta en las opiniones y actitudes de quienes están ligados al antiguo Misal. Pero precisamente en su deseo de asistir a esta Misa dentro del marco de sus Diócesis y parroquias, estos católicos expresan implícitamente su reconocimiento de la verdadera Iglesia, cum Petro et sub Petro.

Finalmente, hijos e hijas de la Iglesia, deseamos expresar nuestra tristeza por las restricciones a nuestra capacidad de continuar alimentando nuestra vida espiritual utilizando iglesias parroquiales, como a cualquier católico le gustaría hacer. Si hay algo que deseamos fervientemente es poder llevar una vida normal sin ser obligados a utilizar espacios ocultos o inaccesibles.

Creemos que los hermosos frutos espirituales de este Misal deberían ser compartidos y oramos para que podamos ser instrumentos de Dios dentro y fuera de la Iglesia.

La Federación Internacional está profundamente agradecida a cada uno de los Obispos que están generosamente atendiendo a los fieles vinculados a la antigua Misa en sus diócesis y a los Sacerdotes encargados del cuidado de sus almas.

Los grupos Una Voce de todo el mundo están unidos en oración, como siempre, con sus obispos y con el Papa.

Muchos fieles esperan que demos a conocer sus deseos, particularmente en Roma, de una manera que combine un sincero respeto por la Iglesia Universal y el Santo Padre, con un amor por las Tradiciones que, en última instancia, son inseparables de ellos. Estamos comprometidos con esta tarea, la cual nosotros y nuestros predecesores hemos realizado durante más de medio siglo.

Felipe Alanis Suarez
Presidente
18 de julio de 2021