Wednesday, June 23, 2021

“Radicalización de algunas personas sobre ciertas formas de expresar nuestra fe”, obispo de Ciudad del Este, Paraguay, suprime comunidad creada por su antecesor


Parecería que al actual obispo de Ciudad del Este, Paraguay, Guillermo Steckling, no le basta que su antecesor esté muerto, es necesario acabar con su legado y su memoria, acabó con el seminario y ahora acabó con una comunidad creada por él. Próxima medida, proscribir mencionar el nombre de su antecesor o recordarlo. La medida se dio a conocer hoy mediante un comunicado publicado en el sitio de internet de la diócesis y en una conferencia de prensa.

Este es un reporte del diario Última Hora, Jun-23-2021.

Diócesis de CDE suprime comunidad misionera por "radicalización" y desata críticas

23 DE JUNIO DE 2021

La Diócesis de Ciudad del Este suprimió la Comunidad Misionera de Jesús, luego de haberla suspendido y cambiado al sacerdote de la parroquia. Según las autoridades eclesiales, se notó cierta "radicalización de sus integrantes".


Guillermo Steckling, obispo de la Diócesis de Ciudad del Este, decretó la supresión de la Comunidad Misiones de Jesús (CMJ) por supuestas conductas "radicales" dentro del grupo. La medida fue muy criticada en redes sociales.

En conferencia de prensa y mediante un comunicado, el obispo argumentó que esta decisión es el resultado de las visitas canónicas iniciadas en el 2018 y los recientes informes de un comisariato que ha recabado datos para ponerlos a su conocimiento, informó el periodista de Última Hora Wilson Ferreira.

En la conferencia de prensa, el religioso se limitó a decir que los motivos de la decisión obedecen a cuestiones internas de la Iglesia y no dio respuestas muy claras sobre las infracciones cometidas por la comunidad dependiente de la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús de Hernandarias, cuyo administrador y fundador de la comunidad, el padre Jorge Miguel Martínez, fue reemplazado por el padre Walter Alexis Collar en mayo pasado.

Steckling aclaró que la medida no se da por "cuestiones morales", descartando que se trate por un caso de acoso o abuso. Además, mencionó que la comunidad no realizaba la liturgia ni la celebraba como las iglesias de la Diócesis.

En el comunicado, la Iglesia Católica señala que la mayoría de estos motivos "tienen conexión con la comunidad dentro de la Iglesia. Se ha notado una radicalización de algunas personas sobre ciertas formas de expresar nuestra fe, contactos internacionales, en redes con grupo radicales similares y hasta una importante conexión con grupos de índole política". No obstante, no se detallaron los hechos cometidos ni en qué específicamente consiste la radicalización.

Por otra parte, se precisó que esta decisión no tiene alcance con la Asociación Stella Maris de Hernandarias, que es benefactora de la comunidad y que también había rechazado los cambios hechos por la diócesis.

En un comunicado, la asociación señaló que el problema sería por una propiedad que administra la Comunidad Misionera de Jesús, que, según los afectados, es el motivo por el que comenzó el problema y que, de acuerdo con la diócesis, existiría alguna confusión entre lo que pertenece a la diócesis y los bienes que son de la Asociación Stella Maris, que administra las propiedades materiales del CMJ.

Varios internautas criticaron la medida, ya que las autoridades eclesiales no pudieron explicar las razones que llevaron a tomar la decisión, y valoraron el trabajo del grupo religioso formado por el ex obispo fallecido monseñor Rogelio Livieres Plano.

El conflicto en la comunidad se inició en mayo pasado con el cambio del párroco Jorge Miguel Martínez, cuya postura fue considerada una “destitución arbitraria”. Un grupo de laicos realizaron vigilias por varias semanas para pedir que se revea la medida. Al respecto, el obispo Steckling señaló que al sacerdote le fueron reasignadas otras funciones que realizará en otras parroquias con el acompañamiento de otros sacerdotes.

Hasta el momento no se tiene un pronunciamiento de la comunidad afectada ni su versión de los hechos.

El periódico ABC Color, informando sobre la misma materia, anota: “Tratamos de obtener un comentario de uno de sus fundadores, el padre Jorge Miguel Martínez, pero el mismo informó que la Comunidad emitirá un comunicado sobre la situación.