Tuesday, December 29, 2020

“Vacuna para todos. 20 puntos para un mundo más justo y sano”. Documento vaticano


El Vaticano ha publicado hoy un documento conjunto que llaman “nota”. Quienes publican el documento son la “Comisión Vaticana Covid-19 en colaboración con la Academia Pontificia para la Vida” y el nombre completo del documento es “Vacuna para todos. 20 puntos para un mundo más justo y sano”.

Pensamos que muy rapidamente se han alcanzado los objetivos prefijados del documento, porque los medios de comunicación seculares se han encargado de resaltarlos, principalmente el de que vacunarse es una responsabilidad moral, para reafirmar lo que ya antes dijo la CDF, que vacunarse no es obligatorio, pero que es mejor hacerlo. En la practica el Vaticano coadyuva a la obligatoriedad solapada que están tratándo de imponer las diversas autoridades civiles en los estados, basta con ponerla en el ámbito de la responsabilidad moral para así ejercer la velada presión sobre las ovejitas.

Al tiempo de publicar el documento, aparece un comunicado de prensa de los dos organismos antes mencionados, que dice así.

Comunicado de prensa de la Comisión Covid-19 del Vaticano y Academia Pontificia para la Vida, 29.12.2020

Comisión Covid-19 del Vaticano y Academia Pontificia para la Vida

El Vaticano ofrece 20 puntos para un acceso universal y justo a las vacunas, para un mundo más sano y justo

La Comisión Vaticana Covid-19 y la Academia Pontificia para la Vida publican un documento conjunto de 20 puntos abordando las problemáticas y prioridades que emergen en las diversas etapas del proceso de la vacuna, desde la investigación y desarrollo, hasta las patentes y explotación comercial, pasando por la aprobación, distribución y administración.

El documento reitera el rol esencial que tienen las vacunas para vencer la pandemia, no sólo en lo referente a la salud personal individual sino para proteger la salud de todos. La Comisión Vaticana Covid-19 y la Academia Pontificia para la Vida recuerdan a los líderes mundiales que las vacunas deben proporcionarse a todos de manera justa y equitativa, dando prioridad a los más necesitados.

Haciendo eco del mensaje Urbi et Orbi de Navidad del Papa Francisco, el documento invita a los líderes mundiales para que resistan a la tentación de adherir a un "nacionalismo de la vacuna", instando a los estados nacionales y las empresas a cooperar, y no a competir, entre sí.

El Cardenal Peter K.A. Turkson, Prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral (DSDHI), que también dirige la Comisión, dijo que "Estamos agradecidos a la comunidad científica por haber desarrollado la vacuna en un tiempo récord; ahora nos corresponde a nosotros asegurarnos de que esté disponible para todos, especialmente para los más vulnerables. Es una cuestión de justicia. Tenemos que demostrar de una vez por todas que somos una familia humana".

"La interconexión que une a la humanidad ha sido revelada por la pandemia Covid-19", dijo el Arzobispo Vincenzo Paglia, Presidente de la Academia Pontificia para la Vida. "Junto con la Comisión, estamos trabajando con muchos socios para revelar las lecciones que la familia humana puede aprender y desarrollar una ética del riesgo y la solidaridad para proteger a los más vulnerables de la sociedad".

"Estamos en un punto de inflexión en la pandemia Covid-19 y tenemos la oportunidad de empezar a definir el mundo que queremos ver después de la pandemia", dice Mons. Bruno-Marie Duffe, Secretario del DSDHI." La forma en que se despliegan las vacunas - dónde, a quién y por cuánto - es el primer paso que deben dar los líderes mundiales para comprometerse con la justicia y la equidad como principios para construir un mundo post-Covid mejor ", subraya el Padre Augusto Zampini, Secretario Adjunto del DSDHI.