Thursday, December 31, 2020

Obispo de Haarlem-Amsterdam, Países Bajos, emite aclaración sobre estado de las supuestas apariciones marianas en Amsterdam


¿Recuerdan lo ocurrido en Septiembre pasado con una carta de la Nunciatura Apostólica en Líbano al card. Béchara Boutros Raï, de la cual una agencia noticiosa informaba que las supuestas apariciones marianas de Amsterdam eran falsas? Pues bien, al parecer ello ha propulsado una aclaración que apareció publicada ayer en el sitio de internet de la diócesis de Haarlem-Amsterdam, Países Bajos, y firmada por el obispo, Mons. Johannes Hendriks (nuestra traducción).

Aclaración del obispo de Haarlem-Amsterdam respecto de la Señora de Todas las Naciones

Habiendo consultado a la Congregación para la Doctrina de la Fe, y de acuerdo con ella, declaro lo siguiente:

A través de la devoción a María, la Madre de Todas las Naciones, muchos fieles expresan su deseo y su esfuerzo por la fraternidad universal de la humanidad con la ayuda y el apoyo de la intercesión de María. “María es Madre nuestra, es Madre de nuestros pueblos, es Madre de todos nosotros” (Francisco, Homilía del 12/12/2019) y nos invita a colaborar con el plan de Dios y su deseo de que todos seamos, y lleguemos a ser siempre más, hermanos y hermanas (cf. Benedicto XVI, Carta Encíclica Caritas in veritate, n. 42).

El Papa Francisco escribe en su Encíclica Fratelli tutti: “Para muchos cristianos, este camino de fraternidad tiene también una Madre, llamada María. Ella recibió ante la Cruz esta maternidad universal (cf. Jn 19,26) y está atenta no sólo a Jesús sino también «al resto de sus descendientes» (Ap 12,17). Ella, con el poder del Resucitado, quiere parir un mundo nuevo, donde todos seamos hermanos, donde haya lugar para cada descartado de nuestras sociedades, donde resplandezcan la justicia y la paz.”(n. 278).

En este sentido, el uso del título Señora de Todas las Naciones para María es en sí mismo teológicamente aceptable. La oración con María y por intercesión de María, Madre de nuestros pueblos, sirve al crecimiento de un mundo más unido, en el que todos se reconozcan como hermanos y hermanas, todos creados a imagen de Dios, nuestro Padre común.

No obstante, el reconocimiento de este título no puede entenderse —ni siquiera implícitamente— como el reconocimiento de la sobrenaturalidad de algunos fenómenos de los cuales parece provenir. En este sentido, la Congregación para la Doctrina de la Fe reafirma la vigencia del juicio negativo sobre la sobrenaturalidad de las supuestas “apariciones y revelaciones” a la Sra. Ida Peerdeman aprobado por San Pablo VI el 05/04/1974 y publicado el 25/05/1974. Este juicio implica que se insta a todos a que cesen cualquier propagación sobre las supuestas apariciones y revelaciones de la Señora de Todas las Naciones. Por tanto, el uso de las imágenes y la oración no puede considerarse en modo alguno un reconocimiento —ni siquiera implícito— de la sobrenaturalidad de los eventos en cuestión.

En cuanto al mero título de “Señora”, “Madonna” o “Madre de Todas las Naciones”, la Congregación en general no se opone a su uso, siempre que esté claramente separado del reconocimiento de las supuestas apariciones. Si se invoca a la Virgen María con este título, los pastores y fieles deben asegurarse de que todas las formas de esta devoción se abstengan de cualquier referencia, incluso implícita, a supuestas apariciones o revelaciones.

Haarlem, 30 de diciembre de 2020

+ Johannes Hendriks
Obispo de Haarlem-Amsterdam

Puede contactarse a la diócesis para preguntas de la prensa a través de info@bisdomhaarlem-amsterdam.nl