Saturday, July 25, 2020

Cardenal Reinhard Marx se une al coro de quejosos obispos alemanes que critícan documento sobre las parroquias de la Congregación para el Clero


Un artículo anterior, el cual tradujimos, que trataba sobre las críticas de los obispos alemanes al documento sobre las parroquias de la Congregación para el Clero, no incluía la posición del, hasta hace poco, presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, cardenal Reinhard Marx. De más actualidad es la inclusión del cardenal Marx en el grupo de seis cardenales, ó C-6, que le está ayudando a Francisco en la reforma de la Curia Romana.

Esta es una información de DE24 News, Jul-25-2020. Traducción, con algunas adaptaciones, de Secretum Meum Mihi.

Según el cardenal de Munich, Reinhard Marx, un controvertido documento del Vaticano sobre el liderazgo de las parroquias católicas ha causado un “desastre”. El documento, asegura, “siembra una nueva desconfianza, se profundizan las brechas”, dijo el arzobispo de Munich y Freising en su sermón el Viernes en un servicio en la Catedral de Nuestra Señora en Munich por su predecesor, el cardenal Julius Döpfner, quien murió en 1976.

[En el documento] no se tiene la sensación de que escuchen los intereses de las iglesias locales en el Vaticano, dijo Marx, quien había sido presidente de la Conferencia Episcopal Alemana (DBK) hasta esta primavera: “No sientes que nada de esto haya sido percibido y eso no puede hacer bien el éxito”. La coexistencia de Roma y las iglesias locales debe ser “una nueva coexistencia”.

La carta de la congregación para el clero del Vaticano prohíbe el liderazgo de las parroquias por un equipo igualitario de sacerdotes y no clérigos. Además, la fusión de parroquias está prohibida, excepto en casos excepcionales justificados. Sin embargo, ambas son una realidad generalizada en Alemania porque simplemente ya no hay sacerdotes.

La Conferencia Episcopal Alemana [DBK] aún no ha comentado sobre el documento, pero obispos individuales alemanes sí lo han hecho. “Hubiera sido mejor no publicar esta instrucción porque hace más daño que bien a la comunidad de la iglesia y su mandato misionero”, dijo el arzobispo Ludwig Schick de Bamberg el Jueves. “Lo que la congregación para el clero emitió en esta instrucción no está claro en ninguna parte: ni la ocasión ni el propósito se menciona explícitamente. Esta es una gran deficiencia. Abre espacio para todo tipo de especulaciones que pueden causar daño”.