Monday, June 29, 2020

Corta vida de canal televisivo Evangélico en Israel, cancelada licencia bajo acusasiones de proselitismo

El canal se llamaba “Shelanu TV” al cual, según ellos mismos, le concedieron de forma “milagrosa” una licencia para operar vía cable en Israel.

El canal fue lanzado en el efecto en Abr-29-2020, pero pocos días después comenzaron las acusaciones de proselitismo.

Hoy, la noticia es que basados en esas acusaciones de proselitismo le han revocado la licencia y el canal está fuera del aire. Esta es una información en español de Sputniknews, Jun-28-2020.

Israel suspende la licencia de un canal de televisión evangélico por proselitismo

JERUSALÉN (Sputnik) —
Las autoridades israelíes cancelaron esta semana la licencia de emisión del canal de televisión evangélico Shelanu TV por fomentar el proselitismo a través de las ondas.

Shelanu TV, que es propiedad de la compañía estadounidense God TV, había comenzado sus emisiones a fines de abril, es decir hace solo dos meses.

Al principio las emisiones del canal evangélico suscitaron numerosas críticas en Israel, incluso entre la clase política, por considerar que las emisiones, en lengua hebrea, animaban a la conversión de los judíos al cristianismo.

El malestar creció cuando el director del canal, Ward Simpson, destacó la importancia de que los oyentes se convirtieran al cristianismo.

Un responsable israelí, Asher Biton, comunicó el 25 de junio a Shelanu TV la cancelación de la licencia argumentando que el canal se dirigía principalmente a los judíos y no a la comunidad cristiana de Israel.

God TV llega a unos 300 millones de hogares en todo el mundo y se dedica a propagar el evangelio en numerosos países de todos los continentes.

Aunque hacer proselitismo en Israel no es totalmente ilegal, la ley prohíbe hacer proselitismo entre los menores de edad sin el consentimiento de sus padres, o dar dinero para propiciar la conversión de alguien a otra religión.

Shelanu TV respondió que la decisión de las autoridades "carece de precedentes" y constituye "una manifiesta discriminación religiosa".