Tuesday, May 12, 2020

Nueva Zelanda: Se reabrirá iglesias para oración privada y confesarse, pero las Misas con asistencia de fieles tendrán que esperar


Este es un artículo de NZ Catholic, May-125-2020. Traducción de Secretum Meum Mihi.

Las 338 iglesias católicas de Aotearoa Nueva Zelanda podrán abrir sus puertas desde el Jueves para que las personas recen en privado, pero la misa pública no es posible bajo el nuevo Nivel 2 de Alerta restringida.

Este es el mensaje enviado por los seis obispos católicos del país en una carta a los feligreses, sacerdotes y líderes de la parroquia hoy.

Las nuevas reglas de Nivel 2 que el Gobierno anunció ayer restringen las reuniones religiosas a un máximo de 10 personas, en comparación con el límite de 100 establecido en el primer anuncio de Nivel 2 del Gobierno el Jueves pasado. Las misas y otros servicios religiosos habrían sido posibles con el límite de 100.

Todas las celebraciones de la Misa se suspendieron el 20 de marzo y las iglesias cerraron cinco días después, ya que Nueva Zelanda se cerró en respuesta a la pandemia de Covid-19.

Los obispos se reunieron esta mañana a través de la videoconferencia de Zoom y concluyeron que el límite de 10 personas era demasiado restrictivo para permitir incluso una reanudación limitada de la misa entre semana, y ciertamente no los servicios dominicales.

“Al igual que ustedes, nosotros también estamos decepcionados de que todavía no se nos permita reunirnos en nuestras iglesias en grupos de más de 10 personas”, dice la carta de los obispos.

La carta señala que el Gobierno reconsiderará el límite de 10 personas en los servicios religiosos en dos semanas. Agrega que los obispos católicos se han unido hoy a la Iglesia Anglicana para pedirle al Gobierno que vuelva a revisar con urgencia para aumentar ese número.

Los obispos dicen que el límite de 10 permitirá que las iglesias vuelvan a abrir desde el Jueves para que las personas visiten para actividades tales como la oración privada y el Sacramento de la Reconciliación. Para ello deben cumplirse todos los requisitos oficiales de salud y seguridad.

No todas las iglesias estarán listas para abrir sus puertas el Jueves para estas actividades limitadas, pero eso dependerá individualmente de las parroquias.

Es probable que la popular transmisión en línea de muchas Misas continúe por algún tiempo.