Wednesday, January 15, 2020

¿De verdad cree Ud. que Benedicto retiró su nombre de la co-autoría del libro con el card. Sarah? Una versión de los hechos, según Antonio Socci

No nos concentramos en este momento en las diferencias de pensamiento que tenemos respecto del periodista Antonio Socci, especialmente en lo que respecta a la renuncia de Benedicto XVI y la legitimidad de Francisco; fijamos la atención en esta versión suya de las tras bambalinas de la tal retirada del nombre de Benedicto como co-autor del libro con Sarah. La ha puesto en su página de Facebook, Ene-14-2020. Nuestra traducción.

TRAS ESCENA: ASÍ ES CÓMO FUERON LAS COSAS. EL FUROR DEL DÉSPOTA CONTRA EL PAPA CATÓLICO

Fuentes confiables internas del Vaticano reconstruyen así la historia. El libro “De lo profundo de nuestros corazones” es claramente de Benedicto XVI y del card. Sarah (como entre otras demuestran inequívocamente las cartas entre los dos, hechas conocidas por Sarah). Todo fue decidido y acordado de común acuerdo desde el principio.

Anteayer —cuando fue anticipada la parte en defensa del celibato eclesiástico— el fin del mundo estalló en el Vaticano porque Bergoglio estaba furioso.

De hecho, ese pronunciamiento tan autorizado de Benedicto XVI le impide retomar el celibato eclesiástico como habría tenido la intención hacer en la próxima Exhortación post-sinodal.

Entonces ÉL EN PERSONA convocó a Mons. Gaenswein, quien es secretario de Benedicto XVI, pero también prefecto de la Casa pontificia de Bergoglio y —furioso— le ORDENÓ hacer eliminar el nombre de Benedicto XVI de la portada de ese libro (sin poder pretender cambiar los textos del libro).

Bergoglio pretendía una plena y total negación. Por esto, la primera noticia filtrada hablaba de fuentes “cercanas a Benedicto XVI” según las cuales Benedicto no había escrito un libro a cuatro manos con Sarah, ni había aprobado la portada (es decir, su firma en el volumen).

Esto, sin embargo, no era verdadero y Benedicto XVI no podía aceptar decir la falsedad, acusando implícitamente al card. Sarah por haberlo involucrado sin su consentimiento. Ni tampoco el Papa Benedicto tenía ninguna intención de echarse atrás en lo que había escrito en defensa del celibato en ese volumen.

De hecho, el card. Sarah subitamente dio a conocer las cartas intercambiadas entre ellos, que mostraban que el libro ha sido querido por ambos, y ciertamente él lo dio a conocer con el consentimiento de Benedicto XVI. Para restaurar la verdad.

Por otro lado, Benedicto también se vio en la necesidad de proteger a su secretario de las “venganzas” [lit. “vendetas”, N. de T.] sudamericanas, dado que había recibido una orden perentoria de Bergoglio.

Así que se adoptó esta solución de compromiso: en las ediciones del libro que siguen a la primera, el autor del libro será el card. Sarah “CON LA CONTRIBUCIÓN DE BENEDICTO XVI”. En cualquier caso, el texto del libro sigue siendo el mismo.

Con esta chapuza que compromete a la corte Bergogliana pudo hacer decir a los medios que “Benedicto XVI ha retirado la firma del libro” (incluso si no es cierto) y, de hecho, el libro permanece tal cual, con la firma de Sarah y el nombre de Benedicto XVI autor de las partes acordadas.

Una historia feísima de prepotencia clerical que, en última instancia, tiene como objetivo amordazar a Benedicto XVI.

SIN EMBARGO, QUEDA LA CUESTIÓN DE FONDO: SI BERGOGLIO, EN SU EXHORTACIÓN DA EL GOLPE AL CELIBATO (CON LA ORDENACIÓN DE LOS “VIRI PROBATI”) DE HECHO SE PONE EN CONTRASTE DIRECTO CON LA DOCTRINA DE LA IGLESIA AFIRMADA EN ESTOS DÍAS POR EL PAPA BENEDICTO XVI. POR LO TANTO, SI ASUME LA RESPONSABILIDAD POR UNA RUPTURA GRAVÍSIMA DE SERIAS CONSECUENCIAS.

Antonio Socci