Monday, July 22, 2019

¿La carta que envió Francisco es la misma que recibió Bashar al-Assad?


El enunciado en pocas palabras es este: Francisco le envió una carta a Bashar al-Assad, presidente de Siria.

Lo que oficialmente se infomó de parte del lado receptor se supo por medio de la agencia noticiosa oficial (énfasis en “oficial”) SANA (Syrian Arab News Agency). Nuestra traducción.

El presidente al-Assad recibe carta del Papa Francisco que reitera su apoyo para restablecer la estabilidad en Siria

22 de Julio ، 2019

Damasco, SANA -
El presidente Bashar al-Assad recibió el Lunes una carta de Su Santidad el Papa Francisco, entregada por el Cardenal Peter Turkson, Prefecto del Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral.

En su carta, el Papa reiteró su apoyo para restaurar la estabilidad en Siria y poner fin al sufrimiento del pueblo Sirio causado por la guerra y lo que resultó de ella.

Las conversaciones durante la reunión con el cardenal Turkson y la delegación acompañante se centraron en los acontecimientos recientes en Siria, con el presidente al-Assad señalando los crímenes y ataques contra civiles que aún están siendo cometidos por terroristas desde las áreas donde están basados, especialmente en Idleb, así como el apoyo que todavía está siendo enviado a las organizaciones terroristas por algunos países regionales y Occidentales.

Las conversaciones también abordaron los esfuerzos políticos y cómo apoyarlos, con el presidente al-Assad destacando que lo más importante que se puede hacer para ayudar al pueblo Sirio es presionar a los estados que apoyan a los terroristas, buscan prolongar la guerra e imponer sanciones sobre el pueblo Sirio, para que estos estados cambien este enfoque y, en cambio, avancen hacia la consolidación de la paz y la estabilidad.

La reunión contó con la presencia del P. Nicola Riccardi, OFM, Subsecretario del Dicasterio, y del cardenal Mario Zenari, Nuncio Spostólico en Siria.

Ahora, lo que se informó por parte del lado remitente se supo mediante una declaración del nuevo Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni.

Declaración del Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni (II), 22.07.2019

Esta mañana en Damasco, el cardenal Peter Kodwo Appiah Turkson, Prefecto del Dicasterio para el Servicio de Desarrollo Humano Integral, acompañado por el cardenal Mario Zenari, nuncio apostólico en Siria, y por el subsecretario del Dicasterio mencionado anteriormente, el padre Nicola Riccardi, tuvo un encuentro con el presidente Bashar Hafez al-Assad. Durante el mismo, el cardenal prefecto entregó al Jefe de Estado una carta a él dirigida por el Santo Padre en la que expresa la profunda preocupación de Su Santidad el Papa Francisco por la situación humanitaria en Siria, con especial referencia a las dramáticas condiciones de la población civil en Idlib.

No sabemos Ustedes pero, según estas informaciones, a nosotros nos queda la duda de si la carta enviada fue la misma carta recibida.


Actualización Jul-23-2019: Andrea Tornielli, director editorial de los medios de comunicación del Vaticano, entrevistó para Vatican News al Secretario de Estado del Estado Vaticano, card. Pietro Parolin, sobre la aludida carta.

Su Eminencia, ¿por qué el Papa decidió escribir al Presidente Assad?

“El origen de esta nueva iniciativa es la preocupación del Papa Francisco y de la Santa Sede por la situación de emergencia humanitaria en Siria, particularmente en la provincia de Idlib. En la zona viven más de 3 millones de personas, de las cuales 1,3 millones son desplazados internos, obligados por el largo conflicto en Siria a encontrar refugio precisamente en aquella zona que había sido declarada desmilitarizada el año pasado. La reciente ofensiva militar se sumó a las ya extremas condiciones de vida que tuvieron que soportar en los campamentos, obligando a muchos de ellos a huir. El Papa sigue con aprensión y gran dolor el dramático destino de la población civil, especialmente de los niños que están involucrados en los sangrientos combates. Desafortunadamente la guerra continúa, no se ha detenido, los bombardeos continúan, varias instalaciones de salud han sido destruidas en esa zona, mientras que muchas otras han tenido que suspender sus actividades total o parcialmente".

¿Qué le pide el Papa al Presidente Assad en la carta que ha sido entregada?

"El Papa Francisco renueva su llamamiento para que sea protegida la vida de los civiles y sean preservadas las principales infraestructuras, como escuelas, hospitales y centros de salud. Realmente lo que está ocurriendo es inhumano y no se puede aceptar. El Santo Padre pide al Presidente que haga todo lo posible para detener esta catástrofe humanitaria, por la salvaguardia de la población indefensa, en particular de los más débiles, en el respeto del Derecho Humanitario Internacional".

Por lo que dice transparenta que la intención de la iniciativa papal no es, por lo tanto, "política". ¿Es así?

"Sí, es así. Como ya he explicado, la preocupación es humanitaria. El Papa sigue rezando para que Siria pueda recuperar un clima de fraternidad después de estos largos años de guerra, y para que la reconciliación prevalezca sobre la división y el odio. En su carta, el Santo Padre utiliza tres veces la palabra "reconciliación": este es su objetivo, por el bien de ese país y de su población indefensa. El Papa anima al Presidente Bashar al-Assad a hacer gestos significativos en este proceso de reconciliación tan urgente y da ejemplos concretos: cita, por ejemplo, las condiciones para el regreso seguro de los exiliados y desplazados internos y para todos aquellos que quieran volver al país después de haber sido obligados a abandonarlo. También menciona la liberación de los detenidos y el acceso de las familias a la información sobre sus seres queridos”.

Otro tema dramático es el de los presos políticos. ¿El Papa lo menciona?

"Sí, el Papa Francisco está particularmente preocupado por la situación de los presos políticos, a quienes – él dice – no se pueden negar condiciones de humanidad. En marzo de 2018, la Independent International Commission of Inquiry on the Syrian Arab Republic publicó un informe sobre este tema en el que se hablaba de decenas de miles de personas detenidas arbitrariamente. A veces, en prisiones no oficiales y en lugares desconocidos, serían sometidas diversas formas de tortura sin tener ninguna asistencia legal ni contacto con sus familias. El informe señala que, lamentablemente, muchos de ellos mueren en prisión, mientras que otros son ejecutados sumariamente.

¿Cuál es, pues, la finalidad de esta nueva iniciativa de Francisco?

"La Santa Sede siempre ha insistido en la necesidad de buscar una solución política viable para poner fin al conflicto, superando los intereses partidistas. Y esto debe hacerse con los instrumentos de la diplomacia, el diálogo, la negociación, con la asistencia de la comunidad internacional. Tuvimos que aprender una vez más que la guerra llama a la guerra y la violencia llama a la violencia, como el Papa ha dicho muchas veces, y como repite también en esta carta. Lamentablemente, nos preocupa el estancamiento del proceso de negociación, especialmente aquel de Ginebra, para encontrar una solución política a la crisis. Por eso, en la carta enviada al Presidente Assad, el Santo Padre lo anima a mostrar buena voluntad y a trabajar para encontrar soluciones viables, poniendo fin a un conflicto que dura desde hace demasiado tiempo y que ha causado la pérdida de un gran número de vidas inocentes".

Primera declaración del nuevo Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede

Matteo Bruni, el nuevo Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, ha despegado hoy en su encargo haciendo la siguiente declaración.

Declaración del Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni, 22.07.2019

Hoy comienza mi encargo en la dirección de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, después de haber prestado servicio en ella durante diez años, con espíritu de servicio al Papa y a la Santa Sede, con la experiencia y las fuerzas a mi disposición. Doy las gracias a mi colega y amigo Alessandro Gisotti por haber guiado generosa y sabiamente la Oficina de Prensa en los últimos meses.

Soy consciente de la delicada y decisiva tarea de la información y estoy seguro de encontrar apoyo en mis colegas, de quienes he aprendido a conocer el valor y el profesionalismo en estos años, intensos, de trabajo para la Santa Sede.

Doy las gracias al Santo Padre por su confianza y al Prefecto del Dicasterio para la Comunicación, Paolo Ruffini, por el apoyo del Dicasterio, que sé que no faltará.

El que diga que Francisco es marxista o comunista cuando habla de pobreza, no ha leído los Padres de la Iglesia. Entrevista con Andrea Tornielli


Una entrevista así con el Andrea Tornielli de hoy —Director editorial de los medios de comunicación del Vaticano— hace desempolvar los recuerdos del Andrea Tornielli pretérito —intrépido periodista con la paternidad de varias exclusivas bomba y autor de varios libros—, recuerdo el cual preferimos atesorar y conservar...

La entrevista la tomamos de la edición para México de el periódico El Mundo, Jul-20-2019, pág. 12 (no hemos consultado las ediciones para España, pero inferimos que allí también fue publicada).

«La Iglesia ya hablaba de los pobres antes del marxismo»

ANDREA TORNIELLI. Chioggia, Venecia, 1964. Periodista, ha estado 26 años informando sobre el Vaticano. Hasta que en diciembre pasado dio el salto al otro lado: ahora es el director editorial de todos los medios de comunicación de la Santa Sede

IRENE HDEZ. VELASCO


Pregunta.– ¿En qué consiste su trabajo?

Respuesta.–
Trabajo bajo la supervisión del Prefecto [máximo responsable] en la línea editorial de todos los medios de la Santa Sede: Radio Vaticana y la página web Vatican News –que cada día retransmiten y publican en 35 idiomas–, la producción de vídeo, el diario L’Osservatore Romano y la editorial Libreria Editrice Vaticana. Continúo haciendo mi trabajo de siempre, que es ser periodista.

P.– ¿Qué se puede y qué no en esos medios?

R.–
Los medios vaticanos tienen que decir la verdad y dar una información cierta sobre el Papa, la Santa Sede, la Iglesia católica en el mundo, el diálogo con otras religiones y, más en general, sobre asuntos internacionales. Mi tarea es fortalecer la calidad periodística. En un tiempo en el que todos comentan, antes de ofrecer comentarios se deben presentar bien los hechos, en su contexto. No todo lo que hace o dice el Papa es nuevo, por ejemplo.

P.– Lo más fácil de comunicar de Francisco...

R.–
Su cercanía a la gente y, particularmente, a los que sufren. Sus gestos.

P.– Y lo que más cuesta...

R.–
Lo más difícil es intentar sacarlo del fuego cruzado de dos grupos contrapuestos. Por una parte están los que critican a Francisco de manera continua, haga lo que haga o diga lo que diga. Y por otro, los que pretenden imponer su propia agenda al Papa y dicen que va a hacer cosas que Francisco nunca se ha planteado hacer. Esos dos grupos están de acuerdo en presentar al Papa como una novedad total en la Historia de la Iglesia. Y no es así. Por eso es importante entender los contextos y las novedades que cada Papa aporta.

P.– Ponga un ejemplo...

R.-
Cuando Francisco habla de pobreza hay quienes dicen que es marxista o comunista porque no conocen a los Padres de la Iglesia antigua, que mil años antes del marxismo y del comunismo ya dijeron cosas muy fuertes sobre atender a los pobres y el uso del dinero.

P.– Francisco gusta en la izquierda, pero tiene muchos detractores entre las derechas...

R.–
Tal vez porque ni los unos ni los otros escuchan o leen todo lo que el Papa dice. Por otra parte, el hecho de que haya personas de izquierda que quieran a Francisco no puede generalizarse: hay quienes no lo entienden o tratan de instrumentalizarlo políticamente, pero también hay quienes verdaderamente se han dejado tocar el corazón por él. Y tampoco se puede generalizar con la gente de derechas que lo ataca: hay ataques de mala fe y hay desacuerdos y críticas expresadas con amor y con una mirada desde la fe.

P.– ¿Cómo es Francisco como comunicador?

R.–
Es un buen comunicador, sabe trasmitir su mensaje evangélico con sus gestos y sus palabras. La gente lo entiende y percibe su cercanía. Da testimonio del rostro de un Dios acogedor, que antes de juzgarnos nos abraza a todos y nos dice: ‘Te quiero’.

P.– ¿Se está comunicando bien sobre la pederastia por parte de los medios vaticanos? En ocasiones, las informaciones parecen tener un tono de justificación al insistir en que los abusos sexuales en el ámbito familiar son más...

R.–
Intentamos dar todas las noticias, profundizar en ellas, ofrecer contextos y datos, enriquecer la información con entrevistas que ayuden a comprender mejor la situación, hablar con las víctimas, darles voz... Seguramente hemos cometido errores, pero no me parece que hayamos tenido ningún tono de justificación insistiendo en que hay más abusos sexuales en la familia que en la Iglesia.

P.- ¿Es necesario ser creyente para hacer su trabajo?

R.–
No es necesario. Lo que se necesita es la humildad y la paciencia de conocer y estudiar. Pero en los medios de la Santa Sede del dicasterio de la Comunicación, como en todos los otros dicasterios, normalmente piden a los trabajadores que compartan la fe católica.