Saturday, June 29, 2019

Alemania: “Proceso sinodal vinculante”, ahora con el sello de garantía de Francisco


El “proceso sinodal vinculante” de los obispos alemanes que discute la enseñanza de la Iglesia sobre la moral sexual, el celibato sacerdotal y el poder clerical; sobre el cuál algunos han expresado sus serias reservas, como en el caso que hemos señalado de George Weigel, ha recibido hoy el espaldarazo de Francisco quien, por medio de una carta escrita en español y publicada en el boletín diario de la Oficina de Prensa en su sección en italiano (no en su sección en español) y en una traducción en alemán en el sitio de internet de la Conferencia Episcopal Alemana con una introducción en la que consignan palabras del Card. Reinhard Marx, actual presidente de dicha conferencia, y del Prof. Thomas Sternberg, director de Comité Central de Católicos Alemanes (ZdK, por su sigla en alemán).

El espaldarazo de Francisco viene en el punto tres de la carta.

Para enfrentar esta situación, vuestros pastores han sugerido un camino sinodal. Qué significa en concreto y cómo se desarrollará es algo que seguramente se está todavía considerando. De mi parte expresé mis reflexiones sobre la sinodalidad de la Iglesia en ocasión de la celebración de los cincuenta años del Sínodo de obispos. En sustancia se trata de un synodos bajo la guía del Espíritu Santo, es decir, caminar juntos y con toda la Iglesia bajo su luz, guía e irrupción para aprender a escuchar y discernir el horizonte siempre nuevo que nos quiere regalar. Porque la sinodalidad supone y requiere la irrupción del Espíritu Santo.

En que parará todo, no se sabe. Eso sí, y por si no queda bien claro, el prurito de novedad exige que no se apele a la enseñanza y Magisterio inmemorial de la Iglesia. Punto seis:

...me parece importante no perder de vista lo que «la Iglesia enseñó reiteradas veces: no somos justificados por nuestras obras o por nuestros esfuerzos, sino por la gracia del Señor que toma la iniciativa». Sin esta dimensión teologal, en las diversas innovaciones y propuestas que se realicen, repetiremos aquello mismo que hoy está impidiendo, a la comunidad eclesial, anunciar el amor misericordioso del Señor. La manera que se tenga para asumir la situación actual será determinante de los frutos que posteriormente se desarrollarán. Por eso apelo a que se haga en clave teologal para que el Evangelio de la Gracia con la irrupción del Espíritu Santo sea la luz y guía para enfrentar estos desafíos. Cada vez que la comunidad eclesial intentó salir sola de sus problemas confiando y focalizándose exclusivamente en sus fuerzas o en sus métodos, su inteligencia, su voluntad o prestigio, terminó por aumentar y perpetuar los males que intentaba resolver.

Obviamente los obispos alemanes están contentísimos con el respaldo, y así lo anuncian, por ej., en su sitio de informaciones oficial, katholisch.de, donde el titular es: «El Papa Francisco apoya a los Católicos Alemanes en su “camino sinodal”».

Reunión discreta en Roma sobre Sínodo para la Amazonía lo admite: No solo vamos por la ordenación de hombres casados sino por el diaconado femenino

La reunión discreta —que no secreta— que tuvo lugar esta semana en Roma, de la cual luego supimos sus participantes, sobre el Sínodo para la Amazonía, ha brindado información sobre su nombre y sus objetivos.

En el sitio de internet de la Red Eclesial Panamazónica, REPAM, Jun-26-2019, informaron que se trataba de un “Simposio teológico de estudio del Instrumentum Laboris del Sínodo para la Amazonía, REPAM”; y que bautizaron “¡Coraje! Soy yo. ¡No tengas miedo!”, o sea, un versículo bíblico, Mt. 14,27.

Así introducen el documento relator del tal simposio (énfasis añadido):

La Red Eclesial Panamazónica – REPAM, ha realizado una serie de actividades diversas de escucha en preparación al sínodo como colaboración con la secretaría del sínodo de los obispos. Asimismo, ha realizado encuentros de estudio y preparación para profundizar el instrumentum laboris. En ese contexto se está realizando un encuentro en Roma con autoridades eclesiales, expertos especializados, representantes del territorio para estudiar el documento de trabajo. La REPAM como red eclesial acompañará encuentros con las conferencias episcopales en los próximos meses como parte de su función de servicio eclesial.

Bien, la relatoría toda no la vamos a transcribir, solamente destacamos que al final de la misma, en la parte de las proposiciones (en la pág. 6) se admite más abiertamente dos de los objetivos por los que van; son más, pero destacamos solamente esos dos. Presten atención (énfasis añadido).

Apreciamos el celibato como un carisma al servicio de la Iglesia. Al mismo tiempo somos conscientes que su obligatoriedad para el ministerio presbiteral es una ley de la Iglesia Latina. También constatamos que en la misma Iglesia Latina se han otorgado dispensas para ordenar varones casados. Por tanto, considerando las necesidades de la Iglesia en la Amazonía, deberían ser admitidos al ministerio presbiteral no solo célibes, sino también hombres casados.

De la escucha a la realidad Amazónica, se evidencia la misión indispensable que tienen las mujeres. Por lo tanto, urge a la Iglesia identificar el tipo de ministerio oficial que puede ser conferido a la mujer, tomando en cuenta el papel central que hoy desempeña en la Iglesia Amazónica. (cf. IL. 129 a3). En este sentido proponemos que se reconozca su liderazgo, promoviendo diversas formas ministeriales de ejercicio del servicio y autoridad, y en particular, se retome la reflexión sobre el diaconado de la mujer en la perspectiva del Vaticano II (cf. LG 29, AG 16 IL 129 c2). Con obstinada esperanza, confiamos que las disertaciones sinodales contribuyan a promover la dignidad e igualdad de la mujer en la esfera pública, privada y eclesial (IL 146).

Al respecto de la relevancia de la Iglesia local para la Iglesia universal, el IL sigue las consideraciones de la EG: “No defendemos un proyecto de unos pocos a unos pocos, o de una minoría ilustrada» (EG 239). En el diálogo entretejemos «un acuerdo para vivir juntos, un pacto social y cultural» (ibidem). Para este pacto, la Amazonía representa un pars pro toto, un paradigma, una esperanza para el mundo” (IL 37). Las principales cuestiones de la humanidad se hacen evidentes en la Amazonía. “La Amazonía nos invita a descubrir la tarea educativa como un servicio integral para toda la humanidad en vistas de una «ciudadanía ecológica» (LS, 211)” (IL 96). La Amazonía es un lugar de macro-parentesco: todo está conectado, toda la humanidad es familia entre sí (cf. IL 20ss).

Concluimos recordando una de las propuestas finales del Instrumentum Laboris: “Dadas las características propias del territorio amazónico, se sugiere considerar la necesidad de una estructura episcopal amazónica que lleve a cabo la aplicación del Sínodo” (IL 129 f 3).

Como ven, el último párrafo, aunque no lo digan abiertamente, se refiere a una Iglesia modelo Anglicano, compuesta por sínodos, donde cada uno hace lo que le de la gana, de allí que se hable de “la necesidad de una estructura episcopal amazónica”.

Regresando al segundo de los dos objetivos que hemos destacado, recordamos que la comisión ad hoc que Francisco había creado para tratar de introducir el diaconado femenino no dio los frutos presupuestados, por lo que sus conclusiones no fueron publicadas. En la reunión con la UISG, May-10-2019, en la que Francisco abandonó el discurso preparado de antemano para aceptar preguntas (no han tenido la cortesía en el Vaticano de traducir al español), la primera de ellas, formulada por una religiosa alemana, y ante tal desazón, lo instaba a “buscar entender de qué cosa tiene necesidad la humanidad de hoy, de las mujeres, de los hombres, de todo el pueblo de Dios”. En su respuesta Francisco, haciéndo un simil de lo que hizo con la pena de muerte, dejó entrever que el diaconado femenino se iba a introducir por otra puerta, o ventana, o endija, para el caso es lo mismo. ¿Y qué mejor que hacerlo poniendo de escudo a los pobladores del Amazonas?

¿De verdad vamos a creer que ese Sínodo para la Amazonía no está pilotado?