Monday, October 21, 2019

#sinodoamazónico Cometido “pecado ecológico”: Contaminado el Tíber con omnipresentes figuras talladas de madera robadas de una iglesia. Misericordino dedo acusador apunta a “ultraconservadores” y “tradicionalistas”


La figura de madera tallada, de la cual había varias copias, y de la cual nadie quiso hablar aunque se preguntó dos veces (aquí y aquí) durante los briefings informativos sobre los trabajos del Sínodo para la Amazonía, fue arrojada al rio Tíber; o mejor, las copias de la misma.

Los propios perpetradores del hecho difundieron un video hoy, en el que documentan el robo de las mimas y se dirigieron caminando al rio Tíber para lanzarlas.




Con el curso de las horas hicieron un video producido y editado, pero la base son las imágenes del anterior.




Como es apenas elemental, a todo lo que durante este pontificado no gusta, se le echa la culpa a “ultraconservadores” y “tradicionalistas”. Ponemos como ejemplo dos reportes de agencias noticiosas.

Agencia Associated Press.

Roban estatuas amazónicas en iglesia del Vaticano

CIUDAD DEL VATICANO (AP) —
Ladrones se robaron estatuillas amazónicas simbólicas de fertilidad de una iglesia del Vaticano y las tiraron al río Tíber, justo cuando se celebra una conferencia convocada por el papa Francisco para debatir el tema amazónico.

El video del robo en la iglesia Santa María de Traspontina fue subido a internet y recibido con elogios por parte de sectores conservadores. El secretario de comunicaciones del Vaticano, Paolo Ruffini, lo calificó de “un juego” que poco conduce al diálogo.

Incluso antes del inicio del sínodo sobre el Amazonas, los sectores más conservadores y tradicionalistas de la Iglesia lo habían condenado por considerarlo una exhibición herética del paganismo, en vista del respeto que le otorga a las culturas indígenas y su espiritualidad.

Las críticas alcanzaron su apogeo cuando Francisco ofició un servicio religioso en los jardines del Vaticano con estatuas de mujeres embarazadas, que según el Vaticano simbolizan la vida y la fertilidad.

El sínodo, que durará tres semanas, concluye el domingo.

Reporte de agencia EFE.

Roban y tiran al Tíber estatuas indígenas expuestas en Sínodo sobre Amazonas

Ciudad del Vaticano, 21 oct (EFE).-
Varias estatuas indígenas que representan a la Madre Tierra y que fueron criticadas por los católicos ultraconservadores por exponerse en varios actos de Sínodo sobre el Amazonas fueron robadas hoy y arrojadas al río Tíber.

Así se puede observar en un vídeo colgado en Youtube y difundido por algunos medios católicos ultraconservadores en los que se ve a un hombre que entra a primeras horas de hoy en la Iglesia de Santa Maria in Traspontina, cerca del Vaticano, donde habían sido colocados los objetos y símbolos amazónicos traídos por las comunidades indígenas para este Sínodo.

Después el hombre se acerca con las cinco estatuas al río romano y las arroja al agua.

Se trata de esculturas de madera que representan a una mujer desnuda embarazada y que han sido objeto de críticas por parte de los ultraconservadores al considerar que formaban parte de la adoración de la Pachamama y por tanto eran un símbolo pagano.

Las esculturas han estado presentes en varios actos de este Sínodo que la Iglesia católica ha dedicado a la región Amazónica y han sido objeto de insistentes preguntas de medios ultraconservadores durante las ruedas de prensa a los representantes de la comunicación del Vaticano.

El prefecto de la Secretaria de la Comunicación, Paolo Ruffini, aclaró en una rueda de prensa que se trata de una escultura que representa la vida, la fertilidad y la Madre Tierra.

Ruffini afirmó hoy que entrar en una Iglesia, "robar" y "tirar una escultura" es "un gesto que se comenta solo", y lo calificó de "broma" que no "facilita el espíritu de diálogo".

La Red Eclesial Panamazónica (REPAM), que ha colaborado en la organización de este Sínodo y convocado a los indígenas a Roma, denunció este delito.




En el briefing de hoy, Paolo Ruffini, Prefecto del Dicasterio para las Comunicaciones, el mismo que en el pasado y en escenario igual rehusó dar explicaciones sobre esta figura, ahora sí se le dio por hablar para condenar el hecho (en el video superior de 52:10 a 54:11). Este es un artículo de Vatican News, Oct-21-2019.

Ruffini sobre la sustracción de estatuillas indígenas de una Iglesia en Roma

El Prefecto del Dicasterio para la Comunicación de la Santa Sede ha señalado durante el briefing con los periodistas sobre el Sínodo de la Amazonía, que se trató de un robo de imágenes que representaban la vida, la fertilidad, la madre tierra y que estaban expuestas en la iglesia Santa María en Transpontina en Roma: "un gesto que contradice el espíritu de diálogo que siempre debe animar a todos", explicó Ruffini.

Ciudad del Vaticano


El Prefecto del Dicasterio para la Comunicación del Vaticano, Paolo Ruffini, ha informado a través de un comunicado que a tempranas horas del lunes 21 de octubre, unos desconocidos sustrajeron de la iglesia de Santa María en Traspontina las estatuillas de madera de las mujeres indígenas embarazadas utilizadas durante la ceremonia que tuvo lugar en los jardines vaticanos el 4 de octubre, en el marco del Sínodo sobre la Amazonía, en presencia del Papa Francisco y las tiraron al río Tíber.

Esta acción fue registrada por los propios autores desconocidos que lo publicaron en las redes sociales. En respuesta a un periodista durante la sesión informativa y Briefing de hoy en la Sala de Prensa vaticana sobre los trabajos sinodales, el Prefecto del Departamento de Comunicación de la Santa Sede, Paolo Ruffini, comentó lo siguiente sobre el episodio:

"Ya hemos repetido varias veces aquí, que esas estatuas representaban la vida, la fertilidad, la madre tierra. Me parece que este es un gesto, que contradice el espíritu de diálogo que siempre debe animar a todos. No sé qué más añadir al respecto, a parte de que fue un robo y que la actitud se explica con los mismos hechos".

Sobre el hecho mismo nosotros decimos que, aunque las figuras son biodegradables, el rio fue contaminado y se ha cometido eso que modernamente quieren llamar “pecado ecológico”. También decimos que fue un robo. Al mismo tiempo decimos que si a Francisco cuando le preguntaron en su primera rueda de prensa sobre la presencia en el Vaticano de Batista Ricca y sobre los escándalos de su intimidad, vistos los antecedentes que tenía de cuando pasó por Montevideo, él los minimizó como simples “pecados de juventud”; suponemos que este hecho debería ser adjetivado de un modo parecido y/o similar.

Obviamente ello no está ocurriendo, desde el mismo Vaticano tienen que salir a decir lo mismo que han hecho en casos verdaderamente serios: Que a estos hombres en conciencia, no obstante el hecho, es lo que Dios les pedía en las circunstancias concretas ó algo similar.

¿Para cuando la misericordina declaración vaticana?