Wednesday, September 25, 2019

La catequésis anticonservadores de Francisco


Interesante. La catequésis de Francisco pronunciada hoy durante la habitual audiencia general del Miércoles, ha servido de munición para que sus cortesanos en los medios inicien a disparar a los supuestos opositores a Francisco, identificados en esta ocasión como ‘ultraconservadores’.

Así lo ha hecho el corresponsal en el Vaticano del periódico argentino Clarín, Julio Algañaraz, autor de un artículo titulado «El papa Francisco alude a los sectores ultraconservadores y advierte: la calumnia es “un cáncer diabólico”».

Ahora, como a veces es el editor el que pone los titulares, vamos a suponer que este es el caso. Sin embargo, pasemos al contenido del artículo, ese sí no se puede suponer escrito por alguien más. Inicia el artículo:

En una evidente alusión a los renovados ataques de la conspiración ultraconservadora en vista del Sínodo de Obispos sobre la Amazonia (6-24 octubre), el Papa argentino predicó este miércoles en la audiencia general en la plaza de San Pedro que la calumnia es "un cáncer diabólico"- A la audiencia asistieron unos quince mil fieles y peregrinos en una mañana soleada y más fresca, tras un verano de calor abrumador.

Francisco dijo que es un fenómeno que nace “de la voluntad de destruir la reputación de una persona, agrede el cuerpo eclesial y lo daña gravemente”.

El obispo de Roma predicó también sobre “el mal de la murmuración”, los chismorreos que circulan sobre todo dentro del Vaticano y cuyo blanco favorito es el mismo Papa en las luchas de poder interno.

Jorge Bergoglio afirmó que el mejor remedio contra ese cáncer es “el testimonio de amor, de mansedumbre y el abandono por parte de los mártires de la Iglesia". Francisco recordó a dos protomártires del cristianismo en sus primeros momentos históricos: Felipe y Esteban.

Para sumarle más interés a la nota, más adelante su autor claramente apunta a que las tales críticas de estos ‘ultraconservadores’ son en vista al venidero Sínodo para la Amazonía, cuyo Instrumentum Laboris (documento de trabajo) no ha dejado de suscitar críticas.

Los ultraconservadores que quieren desmontar al Papa de su cargo e influir en el próximo Cónclave que elija a su sucesor (aunque la mayoría de los cardenales han sido creados por Francisco y responden a las líneas maestras de su pontificado de reformas), han elegido como nuevo campo de batalla principal el Sínodo de Obispos por la Amazonia de octubre.

Ya florecen, sobre todo en Estados Unidos, donde está instalado el centro de la conspiración, las acusaciones de herejía al Papa, que se concentran en la probabilidad que los obispos amazónicos de nueve países sudamericanos hagan una apertura hacia la ordenación de sacerdotes “viri probati”, que ya existieron en los primeros siglos del catolicismo.