Wednesday, August 14, 2019

¿De plácemes?, obispos en Alemania obtienen mayores ingresos pese al gran número de abandonos por parte de creyentes


Ya Uds. saben que para algunos eclesiásticos la ley suprema no es la salvación de las almas sino de la plata, como por ejemplo... ¡Y después se hacen los ofendidos si uno los llama ‘simoniacos’!

Este es un artículo de The Tablet, Ago-13-2019 (conste que es un medio progresista). Traducción de Secretum Meum Mihi.

Menos católicos pero más ingresos para la iglesia alemana

por Christa Pongratz-Lippitt

El impuesto eclesiástico es, con mucho, la fuente de ingresos más importante para la Iglesia alemana, la cual paga el costo de funcionamiento de los empleados de la iglesia.


Los ingresos de la Iglesia alemana aumentaron un 3,3 por ciento a un récord de 6.64 billones de euros en 2018, a pesar del éxodo masivo de 216.078 católicos alemanes en el mismo año.

Las cifras se publicaron en un folleto de la conferencia episcopal, “La Iglesia Católica en Alemania: hechos y cifras 2018/19”, presentado en Bonn el 8 de Agosto.

“Esta ayuda laboral muestra una comunidad vibrante que está tratando de discernir ‘los signos de los tiempos’” y “ajustar sus acciones en consecuencia”, dice el presidente de la conferencia epicopal, el cardenal Reinhard Marx, en el prólogo antes de admitir que la Iglesia está pasando por “tiempos tormentosos”.

Por primera vez, se discute el tema del impuesto obligatorio de la iglesia en Alemania. La razón principal del aumento de los ingresos fiscales de la iglesia fue el aumento de los salarios en Alemania y, por lo tanto, el aumento de los ingresos del impuesto.

Las Oficinas de Impuestos Internos estatales retiran un impuesto obligatorio para la iglesia de entre el 8 y el 9 por ciento (varía de estado a estado) en la fuente. El estado mantiene un porcentaje del 3 por ciento y pasa el resto a la Iglesia. Los niños, adolescentes, pensionados con pensiones bajas y personas desempleadas están exentos del impuesto.

El impuesto eclesiástico es, con mucho, la fuente de ingresos más importante para la Iglesia alemana, el cual paga el costo de funcionamiento de los empleados de la iglesia en trabajo pastoral, escuelas y servicios sociales.

La única forma de salirse del pago del impuesto eclesial es abandonar la Iglesia oficialmente, lo que implica “cerrar sesión” y significa que uno ya no puede recibir los sacramentos o (oficialmente) un funeral católico.

“La violencia sexualizada y su prevención” también es un tema clave en el folleto, con Marx enfatizando especialmente que los “casos horribles de abuso sexual en la Iglesia fueron la razón por la cual muchos católicos abandonaron la Iglesia en 2018”. Subrayó que la Iglesia ahora estaba trabajando en las formas de recuperar credibilidad y una “nueva confianza”.

Otros temas clave discutidos en el folleto son “Mujeres en la Iglesia” y “25 años de la Semana Ecuménica por la Vida”.