Tuesday, July 16, 2019

La tercera ley de Newton

Toda acción tiene una reacción, no es exactamente así, pero más o menos eso fue lo que aprendimos en la secundaria en las leyes de Newton, particularmente hablamos de la tercera.

No era de extrañar que después del clavo caliente al cual aferrarse que brindó el Domingo Francisco a la dictadura de Maduro durante el rezo del Angelus, este no fuera aprovechado por sus destinatarios.

Ha sido así como temprano el Lunes, el ministro de comunicaciones (el nombre verdadero es largo y rimbombante, pero dejémoslo ahí) del régimen, Jorge Rodríguez, quien participa en una nueva ronda de diálogos entre la dictadura y la oposición (ya saben Uds. que en las dictaduras se usa el truco de dialogar para ganar tiempo y revitalizarse para regresar con más violencia) que se realiza en Barbados, puso en su cuenta de Twitter un video en el que efectivamente se apropia de las expresiones del día anterior de Francisco, tomándolas en el mismo sentido en el que nosotros las entendimos, es decir, como voces de respaldo. Aquí el mensaje de Rodríguez en Twitter.


En bretes puso Francisco a los obispos venezolanos, porque le ha tocado al presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, Mons. José Luis Azuaje, rebatir a Jorge Rodríguez sin hacerlo con Francisco.




En el programa, diríamos mejor transmisión por Facebook Live, “Al Punto y Seguimos” del periodista César Miguel Rondón, Mons. Azuaje fue entrevistado telefónicamente (en el video del Min. 20:50 al 27:45) y ha dicho entre otras.

“todos conocemos el personaje Jorge Rodríguez, sabemos su gran nivel de manipulación”.

[...]

“Todos conocemos el personaje Jorge Rodríguez. Sabemos la capacidad de querer poner solamente en un punto, descontextualizando todo lo demás, aquello que le suena a favoritismo”.

Particularmente problemática para Mons. Azuaje en su respuesta es la pregunta formulada en el Min. 23:50, sobre lo que el Vaticano entiende por “las partes”, expresión utilizada por Francisco el Domingo durante el Angelus, cuando dijo: “pidamos al Señor que inspire e ilumine a las partes en causa, para que puedan llegar lo antes posible a un acuerdo que ponga fin al sufrimiento de la gente por el bien del país y de toda la región”.

En un pasaje dijo que el Papa “conoce muy bien” la situación venezolana y agregó:

“A lo que se refiere es al sufrimiento del pueblo venezolano y expresa su cercanía. El Papa está muy bien informado de los que sucede aquí”.