Wednesday, June 05, 2019

Francisco oficial y publicamente se manifiesta preocupado por el lawfare. Pero, ¿cuál?


Intervención de Francisco en la Cumbre de magistrados panamericanos “Derechos sociales y Doctrina Franciscana”, Jun-04-2019:

Aprovecho esta oportunidad de reunirme con ustedes para manifestarles mi preocupación por una nueva forma de intervención exógena en los escenarios políticos de los países a través del uso indebido de procedimientos legales y tipificaciones judiciales. El lawfare, además de poner en serio riesgo la democracia de los países, generalmente es utilizado para minar los procesos políticos emergentes y propender a la violación sistemática de los Derechos sociales. Para garantizar la calidad institucional de los Estados es fundamental detectar y neutralizar este tipo de prácticas que resultan de la impropia actividad judicial en combinación con operaciones multimediáticas paralelas. Sobre esto no me detengo pero el juicio previo mediático lo conocemos todos.

La que acaban de leer es la primera manifestación pública oficial de Francisco respecto de su preocupación por el lawfare.

En Agosto de 2018 en este mismo blog dimos cuenta de una reunión de Francisco con representantes de la izquierda latinoamerica para tratar la situación de Lula Da Silva. De esa entrada destacamos la desazón de saber que homilías pronunciadas por Francisco en la Misa diaria de la Casa Santa Marta sean dedicadas a mundanos asuntos como aludir a la situación del líder político latinoamericano en mención.

Pero hubo otra reunión muy parecida ella en Diciembre, de la cual no dimos cuenta, pero sí se puede leer un artículo del bergogliano Andrés Beltramo en el bergogliano sitio Vatican Insider, Dic-12-2018, cuyo título es “Preocupa al Papa la suerte judicial de líderes en América Latina” (énfasis añadido).

El Papa está preocupado por el Estado de derecho en América Latina. Y por el uso selectivo de la justicia para inhabilitar a líderes políticos y sociales en la región. Un fenómeno que los especialistas bautizaron como “lawfare”, es decir “guerras judiciales”. Francisco recibió en las últimas horas un detallado informe sobre la situación procesal de algunos personajes latinoamericanos, entre ellos los ex presidentes de Brasil, Luis Inacio “Lula” da Silva, de Ecuador Rafael Correa y de Argentina, Cristina Fernández.

El pontífice recibió durante 45 minutos, y en un ambiente distendido, a un grupo de juristas latinoamericanos, quienes le entregaron el reporte. El encuentro tuvo lugar en su residencia del Vaticano, la Casa Santa Marta, la mañana de este martes 11 de diciembre. Los participantes fueron el abogado argentino Roberto Carlés, la brasileña Carol Proner, Grazia Tuzi, militante social italiana y Chico Buarque, músico de Brasil.

“El motivo de la reunión fue el de presentarle al Papa fue este informe elaborado por la Asociación de Jueces para la Democracia de Brasil, junto con otros juristas, sobre la situación del Estado de Derecho en América Latina”, explicó Carlés en declaraciones al Vatican Insider.

Precisó que los documentos entregados explican “puntualmente” la situación procesal de distintos líderes políticos latinoamericanos, quienes han sufrido procesos penales en los últimos años. La mayoría de ellos, denunció, “están sometidos a estas investigaciones imparciales, con violación a garantías constitucionales y una abierta violación a los principios del Estado de derecho, como se está viendo en los distintos países”.

“El Papa por supuesto, comparte esta preocupación”, subrayó Carlés, quien conoce a Jorge Mario Bergoglio desde hace muchos años atrás, incluso desde su juventud cuando estudiaba en un colegio religioso de Buenos Aires.

[...]

¿Prestaron atención a los nombres de los personajes que hemos resaltado? Pues ahí van viendo cuál es el lawfare que de verdad preocupa a Francisco: El que afecta a los denominados líderes progresistas de América Latina.

Es más, el premio nóbel de paz 1980, Adolfo Pérez Esquivel, poco días después de la audiencia de Diciembre a la que acabamos de aludir, explica una de las estrategias para luchar contra este lawfare que tanto preocupa a Francisco, referida al caso concreto de Lula: Hacer que le den el Nóbel de Paz para ayudarlo a excarcelarlo (Fuente: El Diario.es, Ene-02-2019). En esa ocasión responde Esquivel la pregunta de sobre cuándo surgió la idea de hacerle dar el Nóbel a Lula:

¿Cuándo surgió la idea?

Ya lo hablé con él antes de que lo metieran preso, pero luego… ¿Sintieron hablar allá en España de la Lawfare? La campaña de usar la justicia al servicio de intereses políticos. En el caso de Brasil, el juez Sergio Moro apartó a Lula del proceso electoral y, a cambio, ha acabado nombrado Ministro de Justicia y Seguridad Pública. Pero en otros muchos países está en marcha para sacar de en medio a los presidentes progresistas: Fernando Lugo Paraguay, Manuel Zelaya en Honduras… Yo creo en la justicia, pero no en el poder judicial actual. La abogada coordinadora del grupo de juristas que defiende a Lula, Carol Proner, entregó al Papa Francisco un informe sobre esta Lawfare, como usan las leyes para condicionar y someter al poder político.

¿Está Francisco cooperando en esta estrategia de hacerle conceder el Nóbel a Lula como una de las formas de lucha contra el lawfare que le preocupa? No sabemos, ni nos consta, pero muy coincidencialmente la semana pasada el sitio de internet de Lula publicó el texto de una carta manuscrita que desde la cárcel envió Lula a Francisco en Abril pasado y la respuesta que Francisco le envió a en Mayo. Evidentemente este particular intercambio epistolar recibió amplia atención mediática. Y justo pocos días después de este se ha producido el pronunciamiento de Francisco con el cuál empezamos esta entrada.

A nosotros no nos cabe duda, el lawfare que preocupa y afana a Francisco es el que afecta a la izquierda latinoamericana y ayer ha hecho su primera manifestación oficial pública al respecto diciéndo que pone “en serio riesgo la democracia de los países”.


Entradas Relacionadas: Para que se den cuenta que no entendimos mal: El lawfare que le preocupa a Francisco es el que afecta a la izquierda latinoamericana.