Saturday, June 22, 2019

Cuando un sacerdote condenado por acosar a una menor escribe en L’Osservatore Romano


Artículo de Secolo d’Italia, Jun-21-2019. Traducción de Secretum Meum Mihi (con algunas adaptaciones).

El sacerdote fue condenado por molestias a una treceañera, pero escribe en “L’Osservatore Romano”

Viernes 21 de junio 14:00 - por Federica Argento


Otro caso muy vergonzoso para el Vaticano, el del sacerdote condenado por acoso. Molestó a una niña de 13 años y fue sentenciado a un año y once meses de prisión. ¿Bueno? No del todo. No solo el sacerdote no fue suspendido a divinis, ni reducido al estado laical, sino que también escribe para L’Osservatore Romano, el periódico del Vaticano. Nos enteramos por las columnas de La Verità dirigido por Belpietro, quien le dedica la apertura de su diario.

La investigación

Es el director quien escribe en primera persona, luego de haberse sorprendido de que firmando un artículo publicado en L’Osservatore Romano el miércoles estaba precisamente aquel Don Giangiacomo Ruggeri, arrestado en 2012 después de una investigación muy delicada. Un salvavidas de Fano lo denunció —entonces el sacerdote era el portavoz de la diócesis de la ciudad de la región de La Marche— y las imágenes, que documentaban los acercamientos molestos del sacerdote hacia la treceañera. Don Ruggeri obtuvo la reducción de la sentencia en la apelación, sin negar los hechos, e incluso disculpandose y asegurando a los jueces no ser un pedófilo. Es demasiado que ahora empiece a firmar artículos en L’Osservatore Romano.

El Papa había pedido rigor

Belpietro señala que “a unas pocas semanas luego de la iniciativa del Papa”, que había pedido rigor y severidad absolutos para los sacerdotes que habían sido culpables de delitos contra menores, ahora se muestra blanco sobre negro que el periódico del Vaticano considera “papel de envoltura una sentencia dictada por un tribunal italiano”. ¿En dónde termina el rigor exigido por el papa Francisco? Es cierto —la respuesta de Belpietro advierte— que “el sacerdote siempre ha negado haber abusado de la niña. Sí, es verdad, no hubo violación, pero besos caricias ... ¿No es suficiente para el Vaticano?”

Las disculpas del director de L’Osservatore Romano

Las disculpas del editor del periódico del Vaticano llegan en la tarde: “Don Ruggeri no fue contratado ni ha iniciado una colaboración estable con nuestro periódico. Me excuso con los lectores por no haber tenido debidamente en cuenta la situación y por haber herido su sensibilidad”. Andrea Monda, director de L’Osservatore Romano, interpelado por Adnkronos, responde. “Con respecto al artículo firmado por Don Giacomo Ruggeri —el director del diario del otro lado del Tíber destaca una vez más— decidí pedirle a él, además de a otros expertos, una única contribución sobre temas relevantes sobre el tema ‘Hospital de campo’”.