Saturday, June 29, 2019

Alemania: “Proceso sinodal vinculante”, ahora con el sello de garantía de Francisco


El “proceso sinodal vinculante” de los obispos alemanes que discute la enseñanza de la Iglesia sobre la moral sexual, el celibato sacerdotal y el poder clerical; sobre el cuál algunos han expresado sus serias reservas, como en el caso que hemos señalado de George Weigel, ha recibido hoy el espaldarazo de Francisco quien, por medio de una carta escrita en español y publicada en el boletín diario de la Oficina de Prensa en su sección en italiano (no en su sección en español) y en una traducción en alemán en el sitio de internet de la Conferencia Episcopal Alemana con una introducción en la que consignan palabras del Card. Reinhard Marx, actual presidente de dicha conferencia, y del Prof. Thomas Sternberg, director de Comité Central de Católicos Alemanes (ZdK, por su sigla en alemán).

El espaldarazo de Francisco viene en el punto tres de la carta.

Para enfrentar esta situación, vuestros pastores han sugerido un camino sinodal. Qué significa en concreto y cómo se desarrollará es algo que seguramente se está todavía considerando. De mi parte expresé mis reflexiones sobre la sinodalidad de la Iglesia en ocasión de la celebración de los cincuenta años del Sínodo de obispos. En sustancia se trata de un synodos bajo la guía del Espíritu Santo, es decir, caminar juntos y con toda la Iglesia bajo su luz, guía e irrupción para aprender a escuchar y discernir el horizonte siempre nuevo que nos quiere regalar. Porque la sinodalidad supone y requiere la irrupción del Espíritu Santo.

En que parará todo, no se sabe. Eso sí, y por si no queda bien claro, el prurito de novedad exige que no se apele a la enseñanza y Magisterio inmemorial de la Iglesia. Punto seis:

...me parece importante no perder de vista lo que «la Iglesia enseñó reiteradas veces: no somos justificados por nuestras obras o por nuestros esfuerzos, sino por la gracia del Señor que toma la iniciativa». Sin esta dimensión teologal, en las diversas innovaciones y propuestas que se realicen, repetiremos aquello mismo que hoy está impidiendo, a la comunidad eclesial, anunciar el amor misericordioso del Señor. La manera que se tenga para asumir la situación actual será determinante de los frutos que posteriormente se desarrollarán. Por eso apelo a que se haga en clave teologal para que el Evangelio de la Gracia con la irrupción del Espíritu Santo sea la luz y guía para enfrentar estos desafíos. Cada vez que la comunidad eclesial intentó salir sola de sus problemas confiando y focalizándose exclusivamente en sus fuerzas o en sus métodos, su inteligencia, su voluntad o prestigio, terminó por aumentar y perpetuar los males que intentaba resolver.

Obviamente los obispos alemanes están contentísimos con el respaldo, y así lo anuncian, por ej., en su sitio de informaciones oficial, katholisch.de, donde el titular es: «El Papa Francisco apoya a los Católicos Alemanes en su “camino sinodal”».