Friday, April 12, 2019

Otra retraducción de Francisco, cortesía de L'Osservatore Romano


Discurso de Francisco a los profesores y estudiantes del “Collegio San Carlo” de Milán. Aula Paulo VI, Abr-06-2019, Ciudad del Vaticano. Un aparte de lo que dijo en realidad Francisco, y transmitido por Vatican News en italiano (ver en el video). Nuestra traducción (énfasis añadido).

“No tengan miedo. Y aquí toco una llaga: no tengan miedo de los migrantes. “Pero, Padre, los migrantes... ¡los migrantes somos nosotros! Jesús fue migrante. No tengan miedo de los migrantes. “¡Pero son delincuentes!”. También nosotros tenemos muchos, ¡eh! La mafia no fue inventada por los nigerianos; es un... un ‘valor’, entre comillas, nacional. La mafia es nuestra, made in Italia, ¡eh! Es nuestra. Todos somos... tenemos la posibilidad de ser delincuentes. Los migrantes son quienes nos traen riquezas, siempre. ¡Europa también la han hecho los migrantes! Los bárbaros, los celtas... todos estos que vinieron del norte y trajeron culturas, se ha crecido así, con el contraste de culturas. Pero hoy, tengan cuidado con esto: hoy existe la tentación de hacer una cultura de muros, de levantar muros, muros en el corazón, muros en la tierra para evitar este encuentro con otras culturas, con otras personas. Y cualquiera que levante un muro, quien construya un muro, terminará siendo un esclavo dentro de los muros que ha construido, sin horizontes”.

Ahora lo que la edición semanal en español de L'Osservatore Romano, Abr-12-2019, pág. 7 (es la versión que ahora figura en Vatican.va), dice que Francisco dijo en el mismo pasaje:

“No tengáis miedo. Y aquí toco una llaga: no tengáis miedo de los migrantes. Los migrantes son quienes nos traen riquezas, siempre. ¡Europa también la han hecho los migrantes! Los bárbaros, los celtas... todos estos que vinieron del norte y trajeron culturas, Europa ha crecido así, con el contraste de culturas. Pero hoy, tened cuidado con esto: hoy existe la tentación de hacer una cultura de muros, de levantar muros, muros en el corazón, muros en la tierra para evitar este encuentro con otras culturas, con otras personas. Y cualquiera que levante un muro, quien construya un muro, terminará siendo un esclavo dentro de los muros que ha construido, sin horizontes”.

La parte que aparece resaltada en la traducción que hemos hecho no aparece en la versión oficial.

Gracias L'Osservatore Romano. No fue la primera y, tristemente, no será la última.