Monday, April 01, 2019

Obispos de Nicaragua denuncian “la dura represión contra ciudadanos pacíficos”

Artículo de agencia Fides, Abr-01-2019.

Los obispos de Nicaragua denuncian "la dura represión contra ciudadanos pacíficos"

lunes, 1 abril 2019

Managua (Agencia Fides) –
Los obispos de Nicaragua condenaron la dura represión llevada a cabo el sábado pasado contra manifestantes pacíficos que se habían reunido en el centro de Managua. Los manifestantes fueron literalmente atacados por miembros de la policía cuando intentaron ejercer su derecho constitucional de protestar en una plaza de la capital. Los hechos ocurrieron menos de 24 horas después de que el ejecutivo Daniel Ortega se comprometiera a respetar los derechos constitucionales y las garantías de los nicaragüenses.

"Es indigno que una vez más en Nicaragua, la policía y civiles violentos, agredan físicamente, detengan y hieran a los civiles que se manifiestan pacíficamente. No es una falta de respeto por los acuerdos: son personas humanas; no son las negociaciones las que serán obstaculizadas, sino el futuro del país", dijo Mons. Silvio Báez en un mensaje difundido luego de los violentos acontecimientos.

El obispo de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez, dijo que "acompaña a la población que sufre a causa de la represión gubernamental". Cabe señalar que delante a la catedral de Matagalpa, un grupo de jóvenes de la Coalición Cívica realizó una sentada por la tarde, bajo estricta supervisión policial.

El obispo de Granada, Mons. Jorge Solorzano, también condenó los actos violentos y destacó que estos eventos son otro ejemplo de la "falta de respeto por la vida humana" que existe en Nicaragua. El obispo instó a los cristianos a intensificar la oración para "ser fuertes" en la lucha contra el mal. "Todavía vivimos momentos de violencia y falta de respeto por la vida humana en nuestra Nicaragua. Oremos para que en este tiempo de Cuaresma el Señor nos otorgue la fuerza para luchar contra el mal y regresar por el camino del bien", escribió Mons. Solorzano.

En una declaración oficial enviada a la Agencia Fides, de la Arquidiócesis de Managua, el Cardenal Brenes, Presidente de la Conferencia Episcopal, deploró los hechos violentos y observó: "Es triste ver a los hermanos del mismo país confrontarse violentamente".

El 30 de marzo, la policía intervino violentamente en Metrocentro contro gente que protestaba contra el gobierno. Sólo un día antes, el gobierno nicaragüense, presidido por Daniel Ortega, y la Alianza de Oposición Cívica, habían firmado acuerdos para, entre otras cosas, permitir las protestas pacíficas. La policía justificó su acción, culpando a los "grupos violentos" que habían invadido una "propiedad privada" y "alterar el orden público".