Saturday, February 16, 2019

El “tio Ted” expulsado del estado clerical, pendiente que nos digan qué ente eclesial se encargará de su manutención


El rumor (ver aquí, aquí y aquí) se hizo realidad hoy, Theodore McCarrick, alias “tio Ted”, ha sido expulsado del estado clerical. Lo ha comunicado hoy la Oficina de Prensa de la Santa Sede mediante la publicación de un Comunicado de la Congregación para la Doctrina de la Fe, fechado hoy.

Nos quedaron debiendo, eso sí, que nos digan si va seguir viviendo a expensas de alguna institución católica con la disculpa de la caridad cristiana, para que nada le falte en sus años decrépitos. A lo mejor la misma en la que actualmente está, el Monasterio St. Fidelis en Victoria, Kansas. Suponemos que es lo que va a ocurrir y no, como debería ser, que lo echen a la calle como un vil perro, con el perdón de los caninos y lo animalistas. Más o menos como recientemente ocurrió con Francisco José Cox, quien a pesar de haber sido expulsado del estado clerical sigue siendo Schoenstattiano y la comunidad sufraga su manutención. Tan embarazosa es la situación que justo esta semana que está culminando, Schoenstatt ha tenido que salir a los medios para explicar por qué les toca hacerlo, visto que Cox ha sido enviado a Chile desde Alemania, donde se refugiaba residía, para enfrentar a la justicia civil en donde cometió sus fechorías y todos los gastos son sufragados por Schoenstatt (cf. La Tercera, Feb-12-2019).

Regresando al protagonista de esta entrada, este es el escueto comunicado de la CDF con el cual anuncian la medida.

Comunicado de la Congregación para la Doctrina de la Fe, 16.02.2019

El 11 de enero de 2019, el Congresso de la Congregación para la Doctrina de la Fe emanó el decreto final del proceso penal contra Theodore Edgar McCarrick, arzobispo emérito de Washington, DC, por el cual el acusado fue declarado culpable de los siguientes delitos perpetrados como clérigo: solicitaciones en confesión y violaciones del sexto mandamiento del Decálogo con menores y adultos, con la circunstancia agravante del abuso de poder, por lo que se le impuso la pena de dimisión del estado clerical. El 13 de febrero de 2019, la sesión ordinaria (Feria IV) de la Congregación para la Doctrina de la Fe examinó los argumentos presentados en el recurso por el apelante y decidió confirmar el decreto del Congresso. Esta decisión fue comunicada a Theodore McCarrick el 15 de febrero de 2019. El Santo Padre ha reconocido la naturaleza definitiva de esta decisión, según norma de ley, la cual hace del caso res iudicata, es decir, no sujeta a posterior recurso.

Una primera reacción que captamos es la del presidente de los obispos de EEUU, card. Daniel N. DiNardo, Arzobispo de Galveston-Houston, quien ha emitido la siguiente declaración (traducción propia).

Declaración del Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos sobre Theodore McCarrick en respuesta al juicio de la Santa Sede

“El anuncio de la Santa Sede sobre Theodore McCarrick es una clara señal de que el abuso no será tolerado. Ningún obispo, no importa cuán influyente sea, está por encima de la ley de la Iglesia. Para todos aquellos a los que McCarrick abusó, ruego para que este juicio sea un pequeño paso, entre muchos, hacia la sanación. Para nosotros, los obispos, fortalece nuestra determinación de responsabilizarnos ante el Evangelio de Jesucristo. Estoy agradecido al Papa Francisco por la manera decidida en que ha dirigido la respuesta de la Iglesia.

Si Usted ha sufrido abuso sexual a manos de alguien de dentro de la Iglesia Católica, le insto a que se comunique con la policía local y con su diócesis o eparquía local. Los coordinadores de asistencia a las víctimas están disponibles para ayudar. Estamos comprometidos con la sanación y la reconciliación”.

Mientras tanto, y como se infomó hace dos días, un protégé de McCarrick ha sido nombrado Camarlengo de la Santa Iglesia Católica.

Con lo que podemos decir que para el “tio Ted” unas son de cal y otras de arena.


Actualización Feb-16-2019 (18:45 UTC): A la declaración del card. DiNardo que arriba tradujimos, le ha sido publicada una versión oficial en español, por lo que siempre deben referirse a esta última en caso de cualquier duda.


Entradas Relacionadas: McCarrick seguirá viviendo donde lo hace actualmente.