Friday, September 21, 2018

Inminente acuerdo Vaticano-China: Card. Zen pide que card. Parolin renuncie, card. Parolin responde

Respecto del inminente acuerdo Vaticano-China, el Jueves el card. Joseph Zen concedió una entrevista a la agencia Reuters en la que pidió al Secretario de Estado del Estado Vaticano, Card. Pietro Parolin, que renuncie. Esta es la parte principal.

El cardenal Joseph Zen, el clérigo católico de mayor rango en suelo chino, dijo que creía que las dos partes estaban haciendo un “trato secreto”, aunque reconoció que no tenía conexión con el Vaticano y que estaba “completamente en la oscuridad”.

“Están entregando el rebaño a las bocas de los lobos. Es una traición increíble”, dijo.

Describió a Parolin, el diplomático de más alto rango en el Vaticano, como alguien que despreciaba a los héroes de la fe.

“Debería renunciar”, dijo Zen a Reuters en su casa en una ladera boscosa en la isla de Hong Kong.

“No creo que tenga fe. Él es solo un buen diplomático en un sentido muy secular y mundano”.

Pocas horas después, hubo la presentación de un libro en la que intervino el card. Parolin y los periodistas pudieron abordarlo. Del reporte que hace Reuters de lo dicho por el card. Parolin, traducimos.

Parolin dijo a los periodistas que esperaba que el acuerdo se pueda firmar “en un futuro no muy lejano”.

[...]

“No hay necesidad de ser drásticos para condenar y rechazar”, dijo Parolin a los periodistas en el marco de una presentación de un libro en el Vaticano el Jueves por la noche.

[...]

Parolin dijo: “Todos tienen derecho a pensar lo que quieran, pero debe hacerse de manera respetuosa. Estamos convencidos de que este es un paso adelante. No somos tan ingenuos como para pensar que a partir de ahora todo va a salir bien, pero nos parece que esta es la dirección correcta”.

Texto completo de las dos cartas en las que Benedicto XVI defiende su papado emérito

Nos referimos a ello en una entrada de ayer. Se trata en concreto de extractos de dos cartas en las que Benedicto XVI defiende su papado emérito ante un cardenal. Ayer no se sabía quién era ese cardenal, el cual los bergoglianos se adelantaban a señalar como el cardenal Walter Brandmüller, el cual efectivamente es. Se supo a raíz de que el diario “Bild proveyó las cartas en su integridad a The New York Times”, según lo cuenta este último diario en un artículo publicado ayer en su versión web y hoy en su edición impresa. Bild incluso publica hoy una copia facsimilar de una de esas cartas.

Habiéndose convertido en documentos de dominio público, proporcionamos una traducción al español de dichas cartas.

Primera en órden cronológico y de la cual se conoce la copia facsimilar.

Benedictus XVI
Papa emeritus

Ciudad del Vaticano, 9 de noviembre de 2017

Su Eminencia
Reverendísimo
Cardenal Walter Brandmüller
Presidente Emérito del Comité Pontificio de Ciencias Históricas
Palazzo della Canonica
00120 Ciudad del Vaticano

Eminencia,

En su reciente entrevista con FAZ [Frankfurter Allgemeine Zeitung] Usted dice que yo creé, con la construcción del Papa Emérito, una figura que no existe en la totalidad de la historia de la Iglesia. Por supuesto, usted sabe muy bien que los papas se han retirado, aunque muy raramente. ¿Qué fueron después? ¿Papa emérito? ¿O qué en cambio?

Como usted sabe, Pío XII dejó instrucciones en caso de ser capturado por los Nazis: que desde el momento de su captura ya no sería Papa sino Cardenal nuevamente. Si este simple regreso al Cardenalato hubiera sido de hecho posible, no lo sabemos. En mi caso seguramente no tendría sentido simplemente reclamar un regreso al Cardenalato. Entonces habría estado constantemente expuesto al público como lo hace un cardenal, incluso más aún, porque en ese Cardenal uno habría visto al anterior Papa. Esto podría haber conducido, intencionalmente o no, a consecuencias difíciles, particularmente en el contexto de la presente situación. Con el Papa Emérito he intentado crear una situación en la que estoy absolutamente inaccesible a los medios y en la que esté completamente claro que solo hay un Papa. Si conoce una mejor manera y entonces cree que pueda condenar la que yo he elegido, por favor dígamela.

Lo saludo en el Señor


Suyo

Benedicto XVI

La segunda carta.

Benedictus XVI
Papa emeritus

Ciudad del Vaticano, 23 de noviembre de 2017

Su Eminencia
Reverendísimo
Cardenal Walter Brandmüller
Presidente Emérito del Comité Pontificio de Ciencias Históricas
Palazzo della Canonica
00120 Ciudad del Vaticano

Eminencia,

De su amable carta del 15 de noviembre asumo que puedo concluir que en el futuro Usted ya no desea hacer comentarios públicos sobre la cuestión de mi renuncia, y por esto le agradezco.

El dolor profundamente arraigado que el final de mi pontificado ha causado en usted, como en muchos otros, puedo entenderlo muy bien. Pero el dolor en algunos —y me parece que también en usted— se ha convertido en enojo, que ya no se refiere solo a la renuncia, sino quecada vez más se está expandiendo a mi persona y a mi pontificado como un todo. De esta manera, un pontificado está siendo devaluado y fundido en una tristeza sobre la situación de la Iglesia hoy. De esta fusión se deriva gradualmente un nuevo tipo de agitación, para lo cual el pequeño libro de Fabrizio Grasso, La rinuncia (Algra Editore, Viagrande / Catania 2017) podría volverse emblemático.

Todo esto me llena de preocupación y, precisamente por esa razón, el final de su entrevista de FAZ me dejó tan preocupado, porque finalmente no puede sino fomentar el mismo tipo de atmósfera.

Oremos, en cambio, como lo hizo Usted al final de su carta, para que el Señor pueda acudir en ayuda de su Iglesia. Con mi bendición apostólica permanezco


Suyo

Benedicto XVI

Aceptada renuncias de dos obispos chilenos más

El boletín diario de la Oficina de Prensa de la Santa Sede informa hoy en la sección correspondiente a renuncias y nombramientos la aceptación de las renuncias de dos obispos de Chile.

Renuncia del obispo de San Bartolomé de Chillán (Chile) y nombramiento del Administrador Apostólico sede vacante et ad nutum Sanctae Sedis de la misma diócesis

El Santo Padre ha aceptado la renuncia al gobierno pastoral de la diócesis de San Bartolomé de Chillán (Chile), presentada por S.E. Mons. Carlos Eduardo Pellegrín Barrera, S.V.D.

El Papa ha nombrado Administrador Apostólico sede vacante et ad nutum Sanctae Sedis de la diócesis de San Bartolomé de Chillán (Chile) al Rev. P. Sergio Hernán Pérez de Arce Arriagada, SS.CC.

Renuncia del obispo de San Felipe (Chile) y nombramiento del Administrador Apostólico sede vacante et ad nutum Sanctae Sedis de la misma diócesis

El Santo Padre ha aceptado la renuncia al gobierno pastoral de la diócesis de San Felipe (Chile), presentada por S.E. Mons. Cristián Enrique Contreras Molina, O. DE M.

El Papa ha nombrado Administrador Apostólico sede vacante et ad nutum Sanctae Sedis de la diócesis de San Felipe (Chile) al Rev. Jaime Ortiz de Lazcano Piquer, vicario judicial de Santiago de Chile.

Como es apenas obvio, no se dice la causa de la renuncia ni, como en el pasado, a tenor de qué artículo de qué cánon del CIC se acepta la renuncia.

Una información más o menos en las mismas líneas generales proporciona la Conferencia Episcopal de Chile.

Para darse una idea de los posibles motivos de la aceptación de estas renuncias, hay que recordar que Francisco había solicitado la renuncia de todos los obispos chilenos —aunque la cosa se presentó como que eran los obispos los que la habían ofrecido— y había aceptado la de algunos de ellos, primero tres y luego dos. Sin embargo, con respecto a estas en específico es necesario recurrir a los medios de comunicación seculares. Eso hemos hecho y procedemos a copiar una breve explicación proporcionada por El Mostrador.

Chillán es una diócesis clave en las investigaciones por encubrimiento y abusos e incluso el propio Pellegrín se transformó en el primer obispo en ser investigado por abusos sexuales, luego que a comienzos de agosto el Ministerio Público confirmara una denuncia en su contra.

En el caso de San Felipe, la diócesis se ha transformado en otra de las "zonas rojas" de la Iglesia católica chilena y es el territorio donde se concentra la mayor cantidad de casos de sacerdotes investigados y condenados por abusos.

El propio obispo Contreras enfrentó acusaciones y, en enero de 2012, dos religiosos mexicanos, uno instructor y otro notario, llegaron a Chile a investigar denuncias de abuso sexual en su contra, pero la indagatoria decretó la inocencia.