Wednesday, January 24, 2018

“Un autentico atentado al futuro de toda la humanidad”, card. Sgreccia sobre clonación de monos en China


Información de agencia AdnKronos, Ene-24-2018. Traducción de Secretum Meum Mihi.

“Una amenaza para el futuro del hombre”. Así el cardenal Elio Sgreccia, teólogo e histórico portavoz del Vaticano sobre temas de bioética, presidente emérito de la Pontificia Academia para la Vida, comenta a Adnkronos la noticia de la clonación de dos monos en China.

“Al contrario de las hipótesis de clonación humana, sobre la cual la Iglesia no puede dejar de expresar su condena más fuerte y total, sobre la clonación animal el Magisterio eclesiástico no ha expresado hasta ahora una condena explícita, oficial, dejando el tema a la valoración responsable de los científicos”, previene Sgreccia.

Pero, agrega el cardenal, “no hay duda de que la transición de la primera oveja Dolly a otros animales y ahora incluso al mono, o un primate tan cercano al hombre, representa un autentico atentado al futuro de toda la humanidad. Existe el fortísimo riesgo que la clonación del mono pueda ser considerado como el penúltimo paso, antes de llegar a la clonación del hombre, evento que la Iglesia nunca podrá aprobar”.

Taiwán, preocupada ante posible acuerdo entre China y Vaticano sobre obispos

Información de agencia EFE, Ene-24-2018.

Taipei, 24 ene (EFE).- Legisladores y políticos taiwaneses han expresado hoy su preocupación ante la posibilidad de un acuerdo de nombramiento de obispos entre China y el Vaticano, que pondría en peligro las relaciones de la isla con la Santa Sede.

El ministerio de Relaciones Exteriores de Taiwán "sigue muy de cerca el desarrollo de los contactos" entre China y el Vaticano, indicó hoy en un comunicado, sin referirse a la situación de los vínculos diplomáticos entre el Vaticano y Taiwán.

El legislador del gobernante Partido Progresista Democrático (DPP), Lo Chih-cheng, fue más contundente, al asegurar que un acuerdo así supone "un gran riesgo para los lazos diplomáticos bilaterales" y afectará negativamente a las relaciones con países católicos.

Entre los 20 aliados diplomáticos de Taiwán, 11 son países latinoamericanos o caribeños, muchos de ellos con gran número de católicos, agregó Lo.

En la oposición, el parlamentario Lee Yen-hsiu, del partido Kuomintang, advirtió de una posible crisis diplomática para la isla si finalmente se produce tal acuerdo y urgió al Gobierno a tomar medidas adecuadas.

Por su parte, el legislador Chen Yi-chieh, del partido Primero el Pueblo, también expresó su temor por la posible pérdida de aliados.

Taiwán cuenta con amplia libertad religiosa, un vicepresidente católico, Chen Chien-jen, y unos 300.000 fieles.

En China, aunque no hay datos oficiales, se calcula que hay entre 60 y 70 millones de cristianos de todas las confesiones y que más de la mitad de ellos se agrupan en congregaciones no afiliadas al Gobierno, motivo por el suelen ser perseguidos.

La preocupación estalló después de que el Vaticano pidiera a dos obispos leales que renunciasen para dejar paso a otros de la Iglesia Patriótica, controlada por los comunistas, lo que indicaría un posible acuerdo, según Asia News, publicación oficial del Instituto Pontificio de las Misiones Extranjeras.

Las renuncias tienen como objetivo "hacer algo para lograr un acuerdo con el Gobierno chino", agregó el portal, citando a una fuente católica anónima.

El nombramiento de obispos y la libertad religiosa son los principales obstáculos para la normalización de lazos entre China y el Vaticano.

El Gobierno chino impulsó la creación de la Iglesia Católica Patriótica en China, no reconocida por el Vaticano, mientras que ha perseguido a los obispos, sacerdotes y laicos en comunión con la Santa Sede.

China y el Vaticano rompieron sus lazos diplomáticos en 1951 después de que el entonces recién creado régimen maoísta expulsara misioneros católicos de ese país.

Sin embargo, en los últimos años se han realizado gestos de acercamiento, y está previsto que este año los Museos Vaticanos y la Ciudad Prohibida intercambien unas 40 valiosas piezas de sus colecciones para la celebración de una exposición en la Santa Sede y otra en Pekín que marcan una colaboración sin precedentes.