Tuesday, December 18, 2018

Nombramientos en las comunicaciones del Vaticano. Primera declaración de la nueva línea editorial: Homilías diarias en Casa Santa Marta son Magisterio


El boletín diario de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Dic-18-2018, informa sobre nuevos nombramientos en las comunicaciones del Vaticano.

Nombramiento del Director de la Dirección Editorial del Dicasterio para la Comunicación

El Papa ha nombrado al Ilmo. Dr. Andrea Tornielli Director del Dirección Editorial del Dicasterio para la Comunicación.

Dr. Andrea Tornielli

El Dr. Andrea Tornielli nació en Chioggia (VE) el 19 de marzo de 1964, frecuentó el liceo de letras y luego la Universidad de Padua, donde se graduó en Historia de la Lengua Griega.

De 1992 a 1996 fue redactor de la revista 30 Giorni.

De 1996 a 2011 trabajó para el periódico Il Giornale.

En abril de 2011 pasó al periódico La Stampa, donde ha coordinado el sitio web de Vatican Insider.

Vive entre Roma y Milán, está casado y tiene tres hijos.

Nombramiento del Director Responsable de "L'Osservatore Romano"

El Santo Padre ha otorgado el título de Director Emérito de "L'Osservatore Romano" al Ilustre. Prof. Giovanni Maria Vian y ha llamado para sucederlo como Jefe de Redacción del mismo al Ilmo. Prof. Andrea Monda .

Prof. Andrea Monda

El prof. Andrea Monda, escritor y ensayista, nació en Roma el 22 de marzo de 1966, está casado y tiene un hijo. Se graduó en Derecho en la Universidad La Sapienza de Roma y en Estudios Religiosos en la Pontificia Universidad Gregoriana.

Trabajó durante algunos años en la Oficina Jurídica de los Impuestos de la Municipalidad de Roma por cuenta de una entidad bancaria.

Desde el 2000 es profesor de religión; durante aproximadamente una década ha impartido seminarios sobre cristianismo y literatura en las Pontificias Universidades Lateranense y Gregoriana.

Es miembro de la Asociación de Periodistas, sector publicistas; colabora con la página cultural de varios periódicos, entre ellos Avvenire; escribe críticas para La Civiltà Cattolica.

Organiza talleres y eventos culturales y es autor de varios ensayos y libros.

Nos concentramos en el nombramiento de Andrea Tornielli quien, respecto de su nombramiento, ha emitido una declaración que publica Vatican News en italiano. Traducción nuestra.

Declaración del Dr. Andrea Tornielli

«Estoy agradecido al Papa Francisco por este nombramiento, agradezco al Prefecto Paolo Ruffini por haber pensado en mí. Los medios de comunicación de la Santa Sede tienen una larga historia: basta citar la importancia que ha tenido Radio Vaticano en muchas situaciones más o menos recientes de nuestro pasado. Estos medios continúan transmitiendo el mensaje de los Sucesores de Pedro y también dando voz a quienes no la tienen, gracias a una oferta en muchos idiomas, única en el mundo. Estoy convencido de que siempre hay una creciente necesidad de un periodismo cuente los hechos antes que comentarlos. Un periodismo que, en la época de los slogans, esté en capacidad de analizar la realidad teniendo siempre en cuenta todos sus factores. Trataré de ponerme al servicio de la articulada estructura informativa de la Santa Sede y de las grandes profesionalidad periodísticas y técnicas que expresa, para ayudar a comunicar, con todos los medios y utilizando todas las plataformas, de manera simple y directa, el magisterio del Papa que —como demuestran las homilías diarias de Santa Marta— acompaña al pueblo de Dios en todas las partes del mundo».

Con lo que ya encontramos la primera objeción en la orientación de esta nueva línea editorial.

En un primer momento, cuando se preguntaba por qué no se publicaban las homilías de Francisco durante la Misa diaria en la Casa Santa Marta, el entonces director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, P. Federico Lombardi, emitió una explicación que en breve sería: “No son Magisterio”. Con lo que inesperadamente y por medio de una declaración del nuevo encargado de la línea editorial de las comunicaciones vaticanas, que no relacionalista público, estas homilías, que en el Vaticano llaman “meditaciones” y voluntariamente eligen no publicar en su integridad, han pasado a constituir Magisterio.

¿Debemos inferir que ahora que estas “meditaciones” sí son magisteriales, de ahora en adelante van a ser publicadas en su integridad, ó debemos entender que el nuevo director de la línea editorial de los medios de comunicación vaticanos al declararlas como Magisterio cometió un error?

Empezamos mal.