Saturday, December 22, 2018

Misericordina Iglesia: Fuera del radar mediático un laxo y cuasidesconocido panel vaticano de apelaciones reduce penas a sacerdotes acusados de abuso sexual


Artículo de The Wall Street Journal, Dic-21-2018. Traducción de Secretum Meum Mihi.

Panel del Vaticano Enfrenta Críticas por Lenidad para Sacerdotes Culpables de Abuso

En más de un tercio de los casos, el panel de apelaciones drásticamente redujo las penas sobre sacerdotes convictos de abuso sexual

por Francis X. Rocca
Dic. 21, 2018 3:21 pm ET


CIUDAD DEL VATICANO —
Un poco conocido panel de apelaciones vaticano establecido por el Papa Francisco ha reducido drásticamente las penas impuestas a sacerdotes condenados por abuso sexual bajo la ley de la Iglesia en más de un tercio de los casos que se le han presentado, recibiendo críticas de algunos obispos que favorecen una línea más dura.

El pontífice ha prometido una política de tolerancia cero contra el abuso sexual, y los críticos dicen que las decisiones del panel, compuesto por ocho cardenales y obispos, minan ese mensaje. En algunos casos, el panel ha reintegrado a los clérigos expulsados del sacerdocio por otras autoridades de la iglesia.

En una reunión en Junio de 2017 de los principales funcionarios del Vaticano, el cardenal Sean O'Malley de Boston se quejó de lo que él consideraba la excesiva indulgencia del panel, según personas familiarizadas con el asunto. Y las tensiones sobre el tema han aumentado desde entonces, dijeron esas personas.

Varios obispos han escrito al Vaticano para quejarse de ser permanentemente cargados con abusadores clericales condenados.

Un portavoz del cardenal O'Malley declinó hacer comentarios.

El Viernes, el Papa, que ha establecido una comisión asesora sobre la protección infantil, dijo que “la Iglesia no se cansará de hacer todo lo necesario para llevar ante la justicia a cualquiera que haya cometido tales crímenes”. También invitó a los sacerdotes culpables a convertirse.

En medio de escándalos en los Estados Unidos, América Latina, Europa y Australia, los católicos en muchos países han exigido un enfoque más estricto del problema del abuso sexual en la iglesia.

El Papa ha adoptado un enfoque más enérgico luego de enfrentar críticas generalizadas por su prolongada defensa de un obispo en Chile acusado de encubrir el abuso por parte de otro sacerdote. El Papa Francisco admitió haber cometido “graves errores” en el asunto .

Ha convocado a los obispos de todo el mundo al Vaticano para una cumbre en Febrero sobre cómo prevenir nuevos abusos.

El panel de apelaciones, parte de la Congregación para la Doctrina de la Fe, comenzó a funcionar a fines de 2015. Su existencia ha atraído poca atención fuera del Vaticano y de los círculos especializados de derecho canónico. Cuando se estableció, el Papa dijo que el cuerpo estaba destinado a permitir una mayor eficiencia en las apelaciones.

Anteriormente, la mayoría eran manejados por la asamblea completa de la Congregación para la Doctrina de la Fe, aproximadamente dos docenas de cardenales y obispos. Los apelantes casi nunca tuvieron éxito en ganar castigos reducidos.

“Parece que el Papa está tratando de equilibrar todos los intereses en juego, incluidos los derechos de los acusados”, dijo Kurt Martens, profesor de derecho canónico en la Universidad Católica de América. “Nunca es malo tener otra revisión de estas decisiones. Se pueden cometer errores, se pueden pasar por alto los detalles”.

En los casos ante el nuevo panel, todos los sacerdotes deben estar representados por un abogado, con uno proporcionado por el Vaticano si es necesario.

En sus tres años de operación, el colegio ha reducido las penas de al menos 15 abusadores sexuales clericales en Argentina, México, Perú y otros países, de expulsión —o el retiro del sacerdocio— a suspensiones temporales, de entre tres y cinco años, según personas familiarizadas con el asunto.

En un caso que involucró a un sacerdote en Polonia, el colegio revirtió por completo un veredicto, dictaminando que no había una “certeza moral” de culpabilidad, aunque no se habían presentado nuevas pruebas.

Un prominente defensor de víctimas de abuso dijo que tales indulgentes decisiones socavan la credibilidad del Vaticano. “Va completamente en contra de lo que el Papa nos ha dicho acerca de que la iglesia no tolera el abuso en sus filas”, dijo Marie Collins, quien renunció a la comisión asesora del Papa sobre protección infantil el año pasado en protesta por lo que ella dijo era inacción del Vaticano.

El panel está encabezado por el arzobispo Charles Scicluna de Malta, quien se ganó una reputación de dureza ante el abuso sexual como fiscal del Vaticano por tales delitos de 2002-2012. A principios de este año, dirigió una investigación sobre abuso sexual clerical en Chile que resultó en que todos los obispos del país ofrecieran sus renuncias al Papa.

Otros miembros del panel se han mostrado más reacios a expulsar a los sacerdotes por abuso sexual, según personas familiarizadas con el asunto. “Si miras al resto del panel, Scicluna está básicamente solo”, dijo una de las personas. El arzobispo Scicluna no respondió a una solicitud para que comentara.

A principios de este año, el panel suspendió la expulsión de un sacerdote en Ecuador que había sido declarado culpable de abusar sexualmente de más de 10 niños de entre 10 y 14 años, pero que afirmaba que no era responsable debido a una enfermedad mental.

El colegio suspendió su sentencia en espera de un nuevo examen psicológico. El papa Francisco, sin embargo, desautorizó la decisión y ordenó que el hombre fuera expulsado del sacerdocio sin demora.


Actualización Dic-28-2018: Una versión reducida del artículo arriba traducido fue publicada en la edición impresa del diario, Dic-22/23-2018, pág. 10 (en la foto, click para ampliar).