Saturday, December 29, 2018

McCarrick tocaba habitualmente a jóven durante la confesión: Abogado de víctima


Este es un artículo de agencia Associated Press, Dic-28-2019. Traducción de Secretum Meum Mihi.

28 de Diciembre de 2018 5:16 PM EST
Abogado: McCarrick Tocó Repetidamente A Jóven Durante La Confesión

Por NICOLE WINFIELD
Associated Press


CIUDAD DEL VATICANO (AP) -
El caso de abuso sexual del Vaticano contra el ex cardenal Theodore McCarrick se ha expandido significativamente después de que un hombre testificó que el retirado arzobispo estadounidense abusó sexualmente de él durante años empezando desde que tenía 11 años, incluyendo durante la confesión.

James Grein testificó el Jueves en Nueva York ante el vicario judicial de la arquidiócesis de la ciudad de Nueva York, a quien la Santa Sede le pidió que tomara su declaración para el caso canónico del Vaticano, dijo el abogado de Grein, Patrick Noaker.

El testimonio, que duró aproximadamente una hora, fue difícil y estresante, pero Grein estaba orgulloso de haberlo hecho, dijo Noaker.

“Él quiere recuperar su iglesia. Sentía que para lograr ese fin, tenía que entrar y testificar aquí y contarles lo que sucedió, y darle a la iglesia la oportunidad de hacer lo correcto”, dijo Noaker en una entrevista telefónica el Viernes.

Grein se presentó inicialmente en Julio después de que la arquidiócesis de Nueva York anunció que una investigación de la iglesia determinó que una acusación de que McCarrick había tocado a otro monaguillo adolescente en la década de 1970 era creíble.

Las afirmaciones de Grein, reportadas por primera vez por The New York Times, son más serias. Él ha alegado que McCarrick se expuso por primera vez ante Grein cuando tenía 11 años y luego lo molestó sexualmente durante años.

Noaker dijo en el testimonio del Jueves que Grein también dio detalles “escalofriantes” sobre los supuestos incidentes de tocamientos durante la confesión, un grave delito canónico además del delito original de abuso sexual a un menor.

Grein no había hecho públicas esas reclamaciones anteriormente, pero Noaker confirmó su testimonio a The Associated Press. Grein también permitió que los abogados defensores de McCarrick escucharan su testimonio por teléfono.

Grein declaró que McCarrick —amigo cercano de la familia que bautizó a Grein— lo llevaría arriba para escuchar su confesión antes de celebrar la Misa para la familia en casa.

“Tocó los genitales de James como parte de la confesión. Eso se convirtió en lo habitual, sucedió casi siempre”, dijo Noaker. McCarrick absolvería a Grein y “lo tocaría en la frente, el hombro, el pecho y los genitales”.

Noaker dijo que combinar el abuso sexual con un sacramento como la confesión atormenta a Grein hasta el día de hoy.

“Las personas son vulnerables en el confesionario. Muy vulnerables”, dijo. “Si manipulas eso y tratas de sexualizar eso, es extremadamente dañino emocionalmente”.

McCarrick negó la acusación inicial de tocamientos al monaguillo y dijo a través de su abogado que ansía por su derecho al debido proceso. No estaba claro cuándo testificaría en el caso del Vaticano.

El escándalo de McCarrick ha provocado una crisis de credibilidad por las jerarquías eclesiásticas de los Estados Unidos y del Vaticano, porque aparentemente era un secreto a voces para algunos de que el “tío Ted” dormía con seminaristas adultos. Sin embargo, McCarrick todavía llegó a las alturas del poder eclesiástico e incluso actuó como portavoz de los obispos de Estados Unidos cuando promulgó una política de “tolerancia cero” contra los sacerdotes sexualmente abusivos en 2002.

El Papa Francisco inicialmente ordenó que McCarrick fuera removido del ministerio público en Junio, luego de que fue acusado de tocamientos al joven monaguillo, la primera denuncia conocida contra él que involucra a un adolescente. Un mes después, luego de que los antiguos seminaristas y Grein aparecieran, Francisco removió a McCarrick como cardenal y le ordenó vivir una vida de penitencia y oración mientras el proceso canónico seguía su curso.

Ahora con 88 años, el ex arzobispo de Washington vive en una residencia religiosa de Kansas.

El Vaticano está bajo presión para finalizar su caso contra McCarrick antes de que Francisco acoja a los líderes de la iglesia en una cumbre de prevención del abuso sexual en Febrero, ya que el mismo Francisco ha estado implicado en el encubrimiento por años de la conducta indebida de McCarrick con adultos.

Si es declarado culpable por el Vaticano, Francisco podría expulsar a McCarrick o darle una pena menor.

Mientras que las víctimas se han quejado durante mucho tiempo sobre la forma en que fueron tratadas durante los procedimientos canónicos, Noaker elogió al vicario judicial, Reverendo Richard Welch, diciendo que fue compasivo, respetuoso y paciente durante el testimonio de Grein.

Noaker dijo que Welch le dio tiempo a Grein para recuperarse cuando testificó sobre un incidente en el que McCarrick supuestamente masturbó a Grein en un auto. Cuando McCarrick dejó a Grein en casa, supuestamente le dijo a los padres de Grein que el desastre fue causado por un refresco derramado, por lo que la madre de Grein fue a limpiar el asiento del automóvil.

“Ese fue realmente un momento psicológicamente perjudicial”, dijo Noaker, y agregó que Grein tuvo que revivirlo durante su testimonio. “Cerró los ojos. Él estaba sentado en ese auto con McCarrick, y uno podía verlo. Fue conmovedor y aterrador”.

En el pasado Grein le dijo a AP que luchó durante décadas con una vergüenza y una culpa inmensas por el abuso. Dijo que luchó contra el alcoholismo, que rompió su matrimonio e intentó suicidarse varias veces.

La [agencia] AP no identifica a las personas que dicen haber sido víctimas de agresión sexual a menos que otorguen permiso. Grein ha aparecido en público con su nombre completo.

Además del caso canónico contra McCarrick, Noaker presentó un informe policial contra McCarrick en Julio en Virginia.

The Washington Post, Dic-28-2018, también escribió un artículo. De dicho artículo traducimos solamente las partes que aportan nueva información o contienen declaraciones de la víctima o de su abogado.

“Tuve uno de los mejores días de toda mi vida hoy. Cambié la forma en que la gente va a pensar sobre la iglesia católica de hoy”, dijo después Grein a The Washington Post. Expresó su confianza en que el sacerdote que lo entrevistó, Reverendo Richard L. Welch, compartirá la transcripción de su testimonio sobre ser abusado por McCarrick con líderes de la iglesia en los niveles más altos, hasta el Papa Francisco. “Francisco sabe quién soy, puede verme y oirme y escuchar mi voz y escuchar mis emociones. ... Ya es hora”.

[...]

Patrick Noaker, un abogado que representa a Grein, dijo que el director de política pública de la archidiócesis de Nueva York, Edward Mechmann, lo contactó la semana pasada, pidiéndole a Grein que viniera a Nueva York para declarar. Cuando Noaker y Grein llegaron a la oficina del tribunal metropolitano, una rama de la archidiócesis de Nueva York que más comúnmente maneja solicitudes de matrimonio, el vicario judicial Welch les mostró una declaración juramentada que había preparado basándose en la información proporcionada anteriormente por Noaker.

Welch luego les informó, según Noaker, que McCarrick había sido acusado de tres delitos en el caso de Grein: uno por contacto sexual con un menor, otro por contacto sexual con un adulto porque el abuso continuó más allá de los 18 años de edad de Grein y otro por usar el ritual de la confesión para solicitar sexo.

“McCarrick lo llevaría a otra habitación, y una de las primeras cosas que harían sería escuchar su confesión. Casi todas las veces”, dijo Noaker. “Él tocaría sus genitales como parte de eso. Tendría que ‘confesar’ los pecados de la mente y del cuerpo”.

[...]

Noaker dijo que Welch explicó que tomará la transcripción del testimonio de Grein y la declaración juramentada al tribunal en pleno que el Vaticano ha implementado para escuchar el caso de McCarrick. “Al menos hay una apariencia de urgencia”, dijo Noaker.

Grein dijo que Welch le pidió que relatara su abuso. “Parte de mi trastorno de estrés postraumático es que lo que me pasa es que ahora estoy en una habitación, con McCarrick, como un niño de 11 años en Teaneck, Nueva Jersey. Es una experiencia horrible para mí. ... Cuando salgo de eso, lloro. Lloro como un bebé”, dijo. Aceptó soportar la entrevista porque espera que esto conduzca a que McCarrick sea expulsado y el Papa se disculpe públicamente.

Al final, Grein dijo, que Welch le dijo: “Tengo que pedir perdón”.

“Dije que no. Esto no es para pedir perdón. Esto va mucho más allá que pedir perdón”, dijo Grein. “Lo que ha ocurrido hoy es santo. Esta es la obra de Dios. Ningún hombre puede pedir perdón a otro después de que lo han destruido como lo he sido yo. Simplemente no es posible. La única forma en que puedo obtener alivio es de Dios”.