Friday, December 21, 2018

“La noche está avanzada, el día está cerca: dejemos, pues, las obras de las tinieblas y pongámonos las armas de la luz”, discurso de Francisco a la Curia Romana con ocasión de las felicitaciones Navideñas



Se ha cumplido hoy, como se había anticipado, la tradicional audiencia de Francisco con los miembros de la Curia Romana, discurso el cual se basó sobre el pasaje bíblico arriba citado de Rom 13,12. Los medios de comunicación se han enfocado principalmente en la parte del discurso dedicada a los abusos, nosotros no vamos a enfocarnos en ninguna parte específica del mismo, sino hacemos consigna del mismo en el video (arriba con audio en español) y en el siguiente enlace a su texto en español.

Sí queremos resaltar algo que no es parte del discurso y que ocurrió al final, Francisco ha regalado a cada uno de los presentes un libro preferido por los rígidos, neopelagianos, prometeicos autorreferenciales, y compañia, a quienes suelen tildar de ser sus opositores. Ha dicho Francisco (en el video ir al Min. 42:00):

También este año me gustaría dejaros un pensamiento. Es un clásico: el Compendio de la teología ascética y mística de Tanquerey, pero en la reciente edición elaborada por el Obispo Libanori, Obispo auxiliar de Roma, y por el Padre Forlai, padre espiritual del Seminario de Roma. Creo que es bueno. No leedlo del principio al fin, sino buscad en el índice esa virtud, esa actitud, ese argumento... Nos hará bien, para la reforma de cada uno de nosotros y para la reforma de la Iglesia. Es para vosotros.

De modo que cada uno ha salido con su copiecita de la obra, en el caso del Card. Angelo Sodano, con dos copias.




Una foto curiosa que encontramos, el anterior prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, card. Gerhard Ludwig Müller (ya conocen Uds. las circunstancias en que fue descabezado a mediados de 2017), conversando con su sucesor, card. Luis Francisco Ladaria Ferrer.