Saturday, December 15, 2018

China: Sobre sustitución de un obispo legítimo por uno del régimen, el card. Zen dice que es inaceptable pero hay que obedecer al Papa


Se supo ayer, que en China a un obispo legítimo, i.e., reconocido desde siempre por la Santa Sede, se le había sustituido por uno de los recientemente perdonados por Francisco, i.e., ilegítimo y perteneciente al régimen. Con antelación, pero en previsión de dicha circunstancia, el card. Joseph Zen había concedido una entrevista a la revista italiana Tempi, publicada en la edición de Diciembre de la misma. En el anticipo de esa entrevista que proporciona la revista en su sitio web, destacan lo que dijo el card. Zen al respecto, repetimos, todavía no había ocurrido lo que se supo ayer.

Hablando de esta eventualidad en una larga entrevista para Tempi, publicada en el número de diciembre de la revista, el cardenal Joseph Zen-Ze Kiun, arzobispo emérito de Hong Kong, ha declarado: «Le he dicho a estos dos obispos que no renunciaran voluntariamente para no cooperar al mal. También les he aconsejado, sin embargo, obedecer cuando el Papa lo ordenara, porque una orden del Papa siempre debe ser escuchada».

A renglón seguido se destaca algo que el card. Zen viene anunciando desde hace algún tiempo, que sintiéndose incapaz de criticar al Papa se retiraría a un monasterio y pemanecería en silencio. Al parecer los requisitos para cumplir con ese propósito están cumplidos.

A Tempi, el cardenal agregó: «Existe el problema de los siete obispos excomulgados y perdonados por Francisco. Por ahora aún no han sido puestos a la cabeza de una diócesis. Si esto sucediera, entonces me callaré para siempre porque sería una cosa tan inaceptable que tendré que elegir entre rebelarme contra el Papa y callarme. Y me callaré. Estoy esperando que llegue el momento en el que no hablaré más».