Friday, November 30, 2018

No como presidente de la Pontificia Comisión para la Protección de los Menores, sino como miembro del C-9. Card. O'Malley invitado a la cumbre de Febrero sobre el tema del abuso


Tal vez para contrarrestar un algo las críticas, el sitio Vatican Insider, que suele abandonar el enfoque periodístico para asumir el papel de relacionista público de Jorge Mario Bergoglio, ha salido hoy a decir que el arzobispo de Boston, card. Seán Patrick O’Malley, sí está initado a la cumbre sobre el abuso con todos los presidentes de las Conferencias Episcopales del mundo convocada por Francisco para Febrero de 2019, pero no en su calidad de presidente de la Pontificia Comisión para la Protección de los Menores, sino como miembro del C-9. Traducimos los apartes principales.

La invitación personal, con la firma de Francisco, ha sido expedida también para él.

[...]

La invitación personal, aseguran las fuentes consultadas por Vatican Insider, ha sido expedida por el Pontífice al cardenal arzobispo de Boston como miembro del C9, esto es, del Consejo de cardenales que desde 2013 ayuda al Papa para la reforma de la Curia romana y el gobierno de la Iglesia universal. Una invitación expedida al mismo momento en el cual han sido enviadas las dirigidas a cada uno de los participantes.

Ahora, que haya sido invitado no quiere decir que efectivamente está confirmada su presencia, aunque el propio invitado dijo: “Espero con interés participar”. Porque es apenas obvio pensar que la cumbre esta teledirigida y/o pilotada para que la propuesta Cupich/Wuerl, es decir, la de los Metropolitanos, se imponga. Más o menos como en el reciente Sínodo de los jóvenes se impuso algo que los jóvenes no pedían: La sinodalidad.

Dicho de otra manera, y si nosotros fueramos los invitados, ¿para qué participar en ese sainete si ya se sabe lo que va a salir de allí?