Tuesday, July 10, 2018

Libano: Megaestatua de San Charbel próxima a inaugurarse en Hammana



Artículo en inglés de agencia Fides, Jul-09-2018. Traducción de Secretum Meum Mihi.

Beirut (Agencia Fides) - La megaestatua de dieciséis metros que representa al santo libanés San Charbel se inaugurará en los altos de la villa de Hammana en los próximos días. Desde allí, la estatua dominará las aldeas circundantes y también será visible desde el área de Beirut. La transferencia de la estatua, desde Mar Moussa al lugar de su próxima instalación, despertó la curiosidad y la sorpresa entre la población local, debido al gran tamaño de la escultura, cuya creación requirió cinco meses de trabajo por parte de trabajadores calificados. La escultura fue financiada por el ingeniero Charles Barmaki, mientras que la municipalidad de Hammana puso a disposición la tierra donde se colocará la estatua. El Cardenal Béchara Boutros Raï, Patriarca de la Iglesia Maronita estará presente en la ceremonia de instalación e inauguración de la estatua, programada para el Domingo 22 de julio.

La ciudad de Hammana se encuentra en una posición estratégica. La estatua de San Charbel tendrá un gran impacto visual para aquellos que usan la carretera nacional que conecta el este con el oeste del país, conectando al Líbano también con la red de autopistas del Medio Oriente que llega a Arabia Saudita.

Charbel Makhluf (1828-1898), sacerdote y monje de la Orden Maronita libanesa, una figura querida por los cristianos libaneses por su austera espiritualidad, conocida por los milagros de curación que se le atribuyeron incluso después de su muerte, fue proclamada santo por el Papa Paulo VI en 1977.

En el verano de 2017, una estatua aún más grande de San Charbel, de 27 metros de altura, se instaló en los altos de Kesrouan, mientras que en Marzo pasado (ver Fides 17/3/2018) la primera estatua dedicada al Papa Francisco en Líbano y en todo el Medio Oriente fue inaugurada en Hadath, un municipio en el distrito de Baabda, considerado parte de los suburbios del sur de Beirut. Fuentes locales explican a la Agencia Fides que incluso la multiplicación de estatuas e imágenes de santos y símbolos cristianos, colocados en lugares públicos y visibles para todos, quiere ser un signo destinado a alentar a los Cristianos locales, para que no se rindan y muestren visiblemente su propia identidad, continuando a ofrecer su propia original contribución a la convivencia con diferentes comunidades religiosas, en el horizonte de una ciudadanía común.