Wednesday, April 18, 2018

Padre del bebé Alfie Evans recibido por Francisco. Nuevo llamado público de Francisco en favor de Alfie


Al finalizar la audiencia general de hoy, Francisco hizo un nuevo llamado en favor de la vida del bebé británico Alfie Evans y de la vida del francés Vincent Lambert (nuestra traducción).

“Llamo de nuevo la atención sobre Vincent Lambert y sobre el pequeño Alfie Evans, ¡y me gustaría reiterar y fuertemente confirmar que el único dueño de la vida, desde el inicio hasta el fin natural, es Dios! Y es nuestro deber, nuestro deber es hacer todo para custodiar la vida. Pensemos en silencio y recemos para que sea respetada la vida de todas las personas y especialmente la de estos dos hermanos nuestros. Recemos en silencio”.

El llamado ha sido producto de una desesperada medida que Thomas Evans, padre de Alfie, ha tomado, como fue la de volar urgentemente a Roma para encontrarse con Francisco, encuentro posibilitado por La Nuova Bussola Quotidiana, que lo reseña de la siguiente manera.

El encuentro se llevó a cabo a las 9 en la Casa de Santa Marta y duró 20 minutos, durante el cual el padre del niño hospitalizado en el Alder Hey Hospital ilustró al Pontífice el desarrollo judicial del hijo pidiendo ayuda para impedir que al pequeño le sea desconectado el ventilador como lo ha ordenado el juez inglés.

En el encuentro estaban presentes la periodista de la Nuova BQ y la traductora Patricia Gooding Williams.

El encuentro fue posible gracias al obispo de Carpi Monseñor Francesco Cavina, quien acompañó al joven padre de Alfie a la audiencia. Cavina favoreció el encuentro entre el Papa y Thomas y después del encuentro el Santo Padre le ha encargado que mantenga los acercamientos entre la familia y la Secretaría de Estado para encontrar la forma de garantizar el respeto por la dignidad del niño.

[...]

El encuentro que se desarrolló en la mañana tuvo lugar en la oficina del Santo Padre antes de la audiencia. Thomas relató el dolor que está experimentando con su esposa Kate para compartirlo con el Papa y explicó lo que su hijo está sufriendo en el hospital que lo detiene con la policía no permitiéndole a la familia hacerlo tratar en otro lado. Recordó lo que surgió durante las audiencias de los últimos días, cuando los jueces definieron “inútil” la vida de Alfie, mientras que Alfie es un hijo de Dios que tiene derecho a la vida.

El Papa pudo así tocar con la mano la determinación del joven padre que dijo que estaba dispuesto a luchar en todos los modos por la salvación de su hijo. Después de las palabras de Thomas habló el Papa que le dijo: “Tienes razón, Thomas, defiendes a tu hijo con coraje, el mismo coraje con que Dios defiende a sus hijos”.

La periodista de la Nuova BQ, Benedetta Frigerio, presente en el encuentro le dijo al Papa Bergoglio que el hospital está lleno de policías y que también las otras familias no tienen derechos sobre sus hijos. Es por eso que si “defendemos a Alfie, defendemos a todos los niños y es por eso que les pedimos moverse con urgencia”.

El Papa respondió afirmativamente e inmediatamente le dio al Obispo Cavina disposiciones de trabajar con la secretaría de Estado para la transferencia de Alfie, reafirmando que la vida es de Dios desde la concepción hasta la muerte natural. Luego lo saludó paternalmente: “Thomas, la esperanza está solo aquí, donde está Dios”.

Para la vida de Alfie hay así una esperanza tan concreta, un canal diplomático que le permita al pequeño salir del hospital para ir al Bambino Gesù, donde la estructura ya se ha interesado en acogerlo. Pero la decisión de la Corte Suprema aún está pendiente que deberá pronunciarse en breve sobre el recurso de los Evans.

Este es un video de Catholic News Service en donde Thomas Evans concede unas declaraciones después de los acontecimientos arriba referidos (inglés).



Entradas Relacionadas: Francisco se refiere al caso de Alfie Evans en su cuenta de Twitter. Francisco se volvió a referir al caso del bebé Alfie Evans. “Alfie no puede ser abandonado”, comunicado del Presidente de la Pontificia Academia para la Vida.