Saturday, April 21, 2018

¡Mire Usted lo que son las coincidencias, la tiranía cubana elige su “Medvedev” y al mismo tiempo Francisco envía videomensaje a los jóvenes cubanos!

¡No, no, no!, lo uno nada tiene que ver con lo otro, ni se relaciona, sólo que hay coindidencias irónicas. Como se habrán enterado, hace pocos días el politburo de Cuba impuso eligió (entran risas) a Miguel Díaz-Canel como nuevo presidente de Cuba, en la práctica perrito faldero de Raúl Castro, quien permanece como General del Ejército y Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, para que no suene tan feo, digamos que Díaz-Canel es el “Medvedev” de Castro.

Pues bien, no afirmemos que Francisco respalde esta sucesión en la tiranía, o la esté saludando, como ha hecho la izquierda global, no, no, no; sólo que irónicamente se dio el caso que al mismo tiempo ha enviado un videomesaje a los jóvenes de Cuba “con motivo de la preparación a la JMJ de Panamá 2019 y la JMJ Cubana, a celebrarse en agosto de 2019, presentado a las 8:00 pm (hora de Cuba), de este 20 de abril, por monseñor Álvaro Beyra Luarca, obispo de la diócesis de Bayamo-Manzanillo y Presidente de la Comisión Episcopal de Jóvenes de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba”, según dice el sitio de internet de los obispos cubanos. Dice así el videomensaje.

Queridos jóvenes:

Les animo a enamorarse de Jesús, a tener un compromiso cada vez más concreto al servicio de la Iglesia, en esta Cuba concreta de hoy, sin miedo de escuchar el llamado de Dios en las situaciones que se van presentando todos los días.

Buenos patriotas: amen a su tierra, amen a su Patria, sean generosos y abran su corazón al Señor.

Que la próxima Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en Panamá y la de Cuba en Santiago, no sea la finalidad del esfuerzo que están haciendo, sino que vayan más allá. Que puedan descubrir que es una oportunidad para profundizar los procesos de fe de cada uno e ir construyendo, la Iglesia cubana de hoy y de mañana, la Patria cubana de hoy y de mañana, sabiendo que no están solos y que solo construimos desde la comunidad a la cual pertenecemos, concreta, donde nos comprometemos la vida y nos animamos vocacionalmente.

Los invito a ir siempre adelante, miren adelante, amen a su tierra, amen a Jesús, y que la Virgen los cuide.

¡Coraje!

¡Vaya que hay coincidencias en la vida!