Tuesday, March 27, 2018

China: Policia secuestra a uno de los obispos a los que el Vaticano solicitó abandonar en favor de obispo ilícito


China ha dado una muestra más, una de tantas, de buena voluntad en las actuales conversaciones con el Vaticano, las cuáles llevarían a un casi inminente acuerdo sobre el nombramiento de los obispos. La muestra de buena voluntad es, según AsiaNews, haber secuestrado a uno de los dos obispos a los que el Vaticano ha pedido hacerse a un lado para instalar en su lugar a dos obispos no reconocidos —por ahora— por el Vaticano, es decir, de la Asociación Católica Patriótica. A lo mejor el gobierno chino le va echar una manito al Vaticano para ayudar con su sui generis metodología a persuadir a este obispo a que acepte abandonar en favor del obispo ilícito. Nada de raro que cuando lo liberen, el secuestrado obispo se muestre más afable al inmoral pedido de abandonar.

Y decimos lo anterior porque este obispo, según de The New York Times, se habría mostrado dispuesto a aceptar hacerse a un lado, pero todavía no se mostraba muy convencido en su totalidad, expresando sus dudas.

Mindong, Mons. Guo Xijin fue secuestrado por la policía antes de la Pascua

John Baptist Lin

Junto a él, se llevaron al canciller de la diócesis. A Mons. Guo se le había solicitado dar un paso al costado en su cargo de obispo auxiliar, para dejar el lugar a Mons. Zhan Silu, obispo ilícito y excomulgado.


Mindong (AsiaNews) - Mons. Vicente Guo Xijin, obispo de Mindong (Fujian), fue secuestrado anoche por la policía. Junto a él, se llevaron también al canciller de la diócesis, el padre Xu.

Mons. Guo, de 59 años, es obispo ordinario de la diócesis, reconocido por el Vaticano, pero no así por el gobierno. En los últimos meses, fue visitado por Mons. Claudio Maria Celli, diplomático vaticano, que le había propuesto dar un paso al costado, dejando la sede de la diócesis a Mons. Vicente Zhan Silu, un obispo excomulgado, pero reconocido por el gobierno. A cambio de ello, Mons. Guo quedaría con el título de obispo auxiliar. El descenso de Mons. Guo, al igual que la presentación de la renuncia de Mons. Zhuang, obispo de Shantou, fueron aplaudidas como signo de un “histórico” acuerdo entre el gobierno chino y el Vaticano.

Ayer, a las 15 horas, Guo fue convocado por la Oficina de asuntos religiosos, donde discutió con funcionarios durante por lo menos dos horas. Se desconoce cuál fue el contenido de la discusión. A las 19, regresó a la sede del episcopado y preparó su equipaje como si estuviese por partir. A las 22 se lo llevaron.

De la misma manera, el año pasado, junto antes de las fiestas pascuales, él desapareció en manos de la policía para luego reaparecer 20 días después.

Según algunos fieles, el obispo habría sido secuestrado tras haberse negado a concelebrar con el obispo ilícito Zhan Silu durante estas fiestas de Pascua.

Zhan Silu es uno de los siete obispos ilícitos y excomulgados que esperan la reconciliación con el Papa, pero hasta este momento, la misma no se ha dado, o no ha sido dada a conocer públicamente.

Como es apenas lógico, esta información no podía pasar en blanco para las grandes agencias informativas: Associated Press, AFP. Con lo que esta noticia tendrá mayor alcance a nivel mundial.


Entradas Relacionadas: Mindong, regresaron a Mons. Guo, pero se le prohíbe celebrar la Misa Crismal como obispo.