Thursday, February 22, 2018

“Necesidad espiritual grave” lleva a los obispos alemanes, tras “intensos debates”, a permitir la Comunión para cónyuges protestantes


Reaparece la trampa del “caso por caso”. Esto lo hemos visto en varios sitios, incluso está reproducido en la sección en alemán de Vatican News: Los obispos alemanes permiten la Comunión a los cónyuges protestantes.

Los obispos de Alemania quieren que los cónyuges participen en la Eucaristía. Esto dijo el presidente de la Conferencia Episcopal de Alemania, cardenal Reinhard Marx, el jueves al concluir la Asamblea de primavera de los obispos en Ingolstadt.

El trasfondo es la alta proporción de matrimonios y familias interdenominacionales en Alemania. Se les presentó a los pastores una “tarea pastoral urgente”, dijo Marx. La base de la innovación es un documento preparado por la Comisión de Ecumenismo y la Comisión de Fe de la Conferencia Episcopal. Luego de “intensos debates” en Ingolstadt, una “gran mayoría de obispos” aceptó el documento.

Según Marx, este no es un documento dogmático sino una ayuda de orientación pastoral, una “ayuda para ver la situación concreta en una conversación pastoral y llegar a una decisión responsable sobre la posibilidad de la recepción de la comunión por parte del compañero no católico”. Es indispensable que antes de la admisión del cónyuge no católico a la comunión con las personas afectadas, los pastores deben hablar sobre su fe y asegurarse de que ambos compartan la doctrina eucarística católica.

La guía sugiere que “en los matrimonios confesionales caso por caso, el hambre espiritual de comunión comunal puede ser tan apremiante que ponga en peligro el matrimonio y la fe del cónyuge”. Esto es especialmente cierto para las parejas casadas que desean vivir su matrimonio muy conscientemente desde la fe cristiana común. Aquí podría surgir una “necesidad espiritual grave”, que hace posible de acuerdo con la ley canónica, que el cónyuge protestante se una a la mesa del Señor si afirma la fe eucarística católica.