Saturday, February 17, 2018

¿Francisco recomendando a autor Nueva Era?


Suponga Ud. que un Papa que fume —ha habido varios que lo han hecho, uno contemporáneo es Juan XXIII, en la imagen superior cuando era simplemente el cardenal Roncalli— salga en una ocasión a encomiar su debilidad por el tabaco, su vicio (recuerden que los papas son seres humanos y también pueden tener vicios), y recomendar a cualquiera en particular o a todos en general que fumen. ¿No suena disparatado? Y en caso de que ocurriera no va a salir un salvaje a prescribir que todos nos hagamos adictos al tabaco sólo porque el Papa fuma y lo ha recomendado (aunque en estos tiempos papolátricos uno nunca sabe). Menos mal ello nunca ha ocurrido. De todos modos se desecharía la recomendación, por mucho que venga de un Papa y eso es todo.

Bueno, lo anterior tratándose de la salud física, pero mucho más si vamos a un aspecto más importante de la existencia como lo es el alma. ¿Tomaría Ud. en serio a un Papa que le recomiende leer un autor nocivo para la salud de SU alma? Evidentemente no y, como en el ejemplo de arriba, se desecharía la recomendación. Lo peor, es que infortunadamente este segundo casi sí ocurrió, y ocurrió hace dos días.

Como se dijo en la entrada inmediatamente anterior, la Oficina de Prensa ha dado a conocer hoy el contenido del encuentro cuaresmal de Francisco con el clero romano (en teoria son los párrocos, pero también participaron sacerdotes que no lo son), y ha sido en esa ocasión en la que ha hecho esta particular recomendación, refiriéndose a los sacerdotes de entre cuarenta y cincuenta años (nuestra traducción).

Eh, le démon de midi! El demonio del mediodía... Nosotros en Argentina lo llamamos “el cuarentazo”. A los cuarenta, entre cuarenta y cincuenta, te viene esto... Es una realidad. Algunos he sentido que lo llaman “ahora o nunca más”. Se vuelve a pensar todo y [se dice] “o es ahora o nunca”. Hay dos escritos que yo conozco —hay tantos bellos, de los Padres del desierto, en la Filocalia encontraran muchas cosas sobre esto—: hay un libro moderno, muy cercano a nosotros, también en diálogo con la psicología, de ese monje psicólogo austriaco, Anselm Grün, La crisis de la mitad de la vida, esto puede ayudar.

¿Cómo es que en el mismo contexto se intente tan fácil pasar de un clásico como Filocalia a un autor nueva era?, ¡vaya Ud. a saber!...

¡Ah!, el título del libraco ese está mal citado, pero no vamos a hacer la corrección, el que quiera y esté interesado que haga la averiguación.