Thursday, January 18, 2018

Obispo de Puerto Maldonado, Perú, afirma que pobladores de la Amazonía tienen que asumir su propia evangelización y ser sus propios evangelizadores


Entiéndase ordenación de hombres casados.

Mons. David Martínez de Aguirre, OP, obispo del vicariato de Puerto Maldonado, Perú (imágen), a donde irá Francisco en su visita a Perú, concedió a cadena COPE, Ene-17-2018, las siguientes declaraciones que transcribimos (en el audio desde 5:00 hasta 7:43).

¿Qué esperaría Ud. que se impulse como consecuencia de la visita del Papa?

Bueno, Yo creo que la Amazonía y las comunidades estamos necesitando pues una revitalización, ¿no?, igual que en toda la Iglesia, ¿no? Ha habido… durante muchos años la Amazonía ha recibido misioneros, misioneras de tantos lugares del planeta, ¿no?, de otras latitudes. Latitudes en cuales la crisis vocacional, pues hace que ya no se puedan enviar tales misioneros. Entonces estamos en un momento bonito, importante, donde ahora les toca a las propias iglesias empoderarse y a la población local, de alguna manera, asumir este reto que se les ha dejado y esta organización de la comunidad eclesial, la dirección de la comunidad eclesial, ¿no? Yo creo que estamos en ese momento importante en el que la Amazonía, sus pobladores tienen que asumir y tienen que lanzarse a ser ellos ya los sujetos de su propia evangelización y a ser ellos los propios evangelizadores, ¿no? Sin esperar tanto a otros misioneros y misioneras que puedan llegar de otras latitudes. A mí me parece que este es el momento importante que hay que dar un impulso y verlo con mucha ilusión, con mucha esperanza.

Todo esto que nos está diciendo Don David tiene que ver lógicamente con la convocatoria por el Papa de un sínodo para la Amazonía en 2019. Y muchos ven esta etapa en Puerto Maldonado en cierto modo, digámoslo así metafóricamente, como el inicio si no del sínodo, una especie de pre-sínodo, un camino hacia el sínodo. ¿Qué nos dice de ese horizonte sinodal y qué esperan todas las diócesis de la rivera del Amazonas que son tantas y tan dispersas por tantos países?

Así es. Pues ciertamente, de hecho el card. Baldisseri, que es el secretario que el Papa ha destinado para el sínodo, nos anunció hace un mes que… bueno, pues aprovechando esa visita del Papa, venía también a Puerto Maldonado y a los obispos están viniendo de cada país amazónico, están viniendo mínimo un obispo y aprovechará el card. Baldisseri para tener una pequeña reunión, no tanto pre-sinodal pero sí de empezar un pre-calentamiento, podemos decir así, ¿verdad? Y lo que podemos esperar un poquito de este sínodo es que sea un impulso a nuestra Iglesia amazónica, ¿no? Que nos ayude a ver la realidad, a iluminar la realidad con la luz del Evangelio y que nos ayude también a organizarnos como Iglesia acorde a esa realidad que tenemos, ¿no? Que nos ayude a buscar cuáles son las mejores formas de vivir la comunidad de Jesús, que es lo que se trata.