Tuesday, January 30, 2018

“En materia a la cuestión china”, Vaticano lamenta con “sorpresa y pena” que “personas de Iglesia alimenten... la confusión y la polémica”

La última vez que hablamos sobre el asunto, dijimos que el Card. Joseph Zen fue a Roma y regresó con un auto nuevo, como también anotabamos que el portavoz vaticano, contactado por agencia Associated Press, había rehusado pronunciarse. Nos referimos a los recientes desarrollos de los que se ha informado sobre la relación Vaticano-China. Lamentamos grandemente tener elementos que confirman lo primero (lo del auto nuevo), justamente basados en que lo segundo se ha producido (la declaración del portavoz vaticano).

La Oficina de Prensa de la Santa Sede ha publicado hoy una declaración de su Director, Greg Burke, de la cual procedemos a proporcionar nuestra traducción.

Declaración del Director de la Oficina de Prensa, Greg Burke, 30.01.2018

Con referencia a las noticias difundidas sobre una presunta diferencia de pensamiento y de acción entre el Santo Padre y sus Colaboradores en la Curia Romana en materia a la cuestión china, estoy en grado de clarar lo siguiente:

“El Papa está en constante contacto con Sus colaboradores, en particular de la Secretaría de Estado, sobre cuestiones chinas, y está informado por ellos fiel y detalladamente sobre la situación de la Iglesia Católica en China y sobre los pasos del diálogo en curso entre la Santa Sede y la República Popular de China, los cuales Él acompaña con especial solicitud. Es una sorpresa y una pena, por lo tanto, que se afirme lo contrario por parte de personas de Iglesia y se alimenten así la confusión y la polémica”.

Y lo decimos de una buena vez: Nos parece canallesco que en el anterior comunicado se degrade a un principe de la Iglesia, miembro del colegio cardenalicio, inmediato consejero del Sumo Pontífice, aludiéndole simplemente como “persona de Iglesia”.