Thursday, January 18, 2018

Como están los ojos de la esclava fijos en las manos de su señora, así están nuestros ojos en el Señor, Dios nuestro...¡aunque no hay que ser tan rígidos, démonos ciertas licencias!