Friday, December 15, 2017

La rigidez que oculta algo, en primera página


La foto que observan corresponde a la primera página de The Baltimore Sun, Dic-15-2017, cuyo artículo principal está dedicado a la Misa Tridentina, que se celebra en esa ciudad en el Santuario de San Alfonso María de Ligorio, encargado a la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro. El artículo lleva por título “En San Alfonso, Misa para los tradicionalistas”.

El artículo en general es más bien didáctico, describiéndo cómo se desarrolla la celebración, cómo llegó a Baltimore y cómo es el estado actual de la asistencia, incluyendo impresiones de algunos de los fieles que encuentran inspiración en la celebración de la Misa según la Forma Extraordinaria del Rito Latino. Pero, para los hipercríticos prejuiciosos que creen que los que muestran gusto por la Misa Tridentina, así sean jóvenes, son rígidos que ocultan algo, inseguridad e incluso otra cosa, el artículo, como para ponerles sal en la herida a esos tales, también resalta que:

También es parte de lo que parece ser un regreso modesto en todo el mundo para el antiguo servicio, también conocido como la Misa Tridentina o forma extraordinaria del Rito Romano.

Empujado al margen de la práctica católica por los líderes reformistas de la iglesia del Vaticano II, la tradicional Misa Latina casi había desaparecido en los Estados Unidos a principios de la década de 1980.

Ahora se celebra en más de 400 iglesias católicas en todo el país, según Una Voce, una organización que promueve el rito.

Nathaniel Marx, profesor asistente de teología sistemática en el Seminario y Escuela de Teología de Saint Meinrad en Indiana, dice que es difícil rastrear los números, pero la evidencia anecdótica sugiere que el movimiento continúa creciendo.

Marx exploró la etnografía de los modernos católicos latinos en su tesis doctoral de 2013, “Ritual in the Age of Authenticity”.

“Creo que está ganando energía, tanto de católicos mayores que recuerdan el rito de sus días de infancia como de jóvenes que ahora lo descubren por primera vez”, dice.

Menos estadounidenses creen en el relato bíblico del nacimiento de Jesús


Artículo de Christian Broadcasting Network, Dic-14-2017.

Menos estadounidenses creen en el relato bíblico del nacimiento de Jesús

Mientras algunos comentaristas conservadores continúan llamando la atención del público sobre "la guerra en la celebración de la Navidad en Estados Unidos", ahora llega la noticia de que menos estadounidenses creen que el relato del Nuevo Testamento sobre el nacimiento de Jesús se describe en base a eventos reales.

Una nueva encuesta del Centro de Investigación Pew dice que ha habido un descenso notable en el porcentaje de adultos estadounidenses que dicen que creen que los elementos bíblicos de la historia de Navidad fueron eventos históricos reales. Los cuatro elementos que ellos citan encontrados en las Escrituras dicen que Jesús nació de una virgen, que los sabios fueron guiados por una estrella y trajeron regalos para el niño Jesús, que el nacimiento de Jesús fue anunciado por un ángel del Señor y que Jesús fue colocado en un pesebre como un bebé.

El nuevo estudio también encontró una disminución pequeña pero significativa en la proporción de cristianos que creen en la narración navideña contenida en la Biblia. El porcentaje de cristianos que cree en los cuatro elementos de la historia de Navidad ha bajado del 81% en 2014 al 76% en la actualidad. Esta disminución ha sido particularmente pronunciada entre los protestantes blancos, según Pew.

Hoy, el 66% de los estadounidenses dice creer que Jesús nació de una virgen, frente al 73% en 2014. Asimismo, el 68% de los adultos estadounidenses dice ahora que cree que los sabios fueron guiados por una estrella y trajeron regalos para el niño Jesús, frente al 75%. Y hay descensos similares en las acciones de los estadounidenses que creen que el nacimiento de Jesús fue anunciado por un ángel del Señor y que Jesús fue puesto en un pesebre cuando era un bebé.

En general, el 57% de los estadounidenses cree en los cuatro elementos de la historia de Navidad, frente al 65% en 2014.

El informe Pew se basa en 1.503 entrevistas telefónicas con adultos mayores de 18 años que viven en los cincuenta estados. Los investigadores realizaron las entrevistas del 29 de noviembre al 4 de diciembre de 2017.

La encuesta también revela que para la mayoría de los adultos estadounidenses, los aspectos religiosos de la Navidad se enfatizan en la vida pública menos ahora que en el pasado, aunque a un menor número de estadounidenses parece molestarles en esta dirección.

Según la encuesta, el 55 por ciento de los adultos estadounidenses dicen que celebran la Navidad como día de fiesta religiosa, incluido el 46% que lo considera más una festividad religiosa que un feriado cultural y el 9% que celebra la Navidad como una ocasión religiosa y cultural. En comparación, hace cuatro años, el 59% de los estadounidenses dijo que celebraba la Navidad como una festividad religiosa, incluido el 51% que la consideraba más religiosa que cultural y el 7% que la consideraba festividad religiosa y cultural.

La encuesta también encontró que aproximadamente la mitad de todos los estadounidenses planean asistir a los servicios de la iglesia en la víspera de Navidad o el día de Navidad. Según Pew Research, esta estadística no ha cambiado desde que se hizo la pregunta en 2013.

Además, una mayoría decreciente del 73 por ciento dice que las exhibiciones religiosas, como las escenas de la natividad, deben permitirse en las propiedades del gobierno.

Y en comparación con hace cinco años, un número creciente de estadounidenses dice que no les importa cómo son recibidos en tiendas y negocios durante la temporada de vacaciones, ya sea con "Feliz Navidad" o un saludo menos religioso como "Felices fiestas".

En la actualidad, el 52% del público de los Estados Unidos dice que la opción de saludo de un día festivo de una empresa no les importa, mientras que aproximadamente un tercio (32%) prefiere que las tiendas y negocios reciban a los clientes con "Feliz Navidad" durante los días festivos. Cuando Pew formuló esta pregunta hace más de una década, y nuevamente en 2012, partes aproximadamente iguales expresaron su preferencia por "Feliz Navidad" y dijeron que no importaba.

Alemania: Ni en Navidad se va a Misa


Este artículo es una corta radiografía de lo que ocurre con el Catolicismo en Alemania, en donde casi se está llegando al punto de que la única señal de pertenencia a la Iglesia es el pago forzoso del impuesto eclesial sobre el cuál, en 2012, los obispos dijeron que quienes no lo paguen estaban excomulgados, literalmente sin derecho a acceder a los sacramentos. Evidentemente una aberración y una abominación de estos simoniacos obispos, porque la pertenencia a la Iglesia se manifiesta por la profesión de la Fe Católica, como enseña uno de los símbolos de Fe aprobados por la Iglesia, el de San Atanasio; y no, como pretenden estos pastores, por el pago o no de un impuesto.

Obviamente a estos simoniacos pastores no les conviene que el impuesto en mención se desmonte, porque estos ingresos son los que les permiten imponer su nefasta agenda al resto de la Iglesia Universal, como ha ocurrido en tiempos recientes en los que impusieron el acceso a la Sagrada Comunión a los adulteros y como se está pretendiendo en otro de los puntos de la agenda con la ordenación de hombres casados, empezando por la Amazonía, para lo cuál existe el futuro sínodo para esa región convocado por Francisco en Oct-15-2017. Aunque el chantaje de la Iglesia alemana al resto de la Iglesia se remonta a más de medio siglo, pero esos son sólo uno ejemplos recientes.

Artículo de Italia Oggi, Dic-15-2017, pág 14. Traducción de Secretum Meum Mihi.

Desde 1960 a hoy los alemanes que van a misa han disminuido el 80% y el 25 no es la excepción

Ni siquiera en Navidad van a la iglesia

Si cerraran los negocios comprarían más a través de la web

desde Berlín por Roberto Giardina

Para los cuatro domingos de Adviento, los negocios y los grandes almacenes alemanes permanecen abiertos. En los restaurantes el fin de semana no se puede encontrar una mesa si no se ha reservado en noviembre, y donde casi siempre la conquista descubre que era mejor cenar en casa. La Ópera y la Filarmónica de Berlín también están reservados cada uno con un año [de antelación].

Los niños llenan los espectáculos tradicionales adecuados para ellos, desde los ballets como La Cenicienta o la Princesa de la Nieve hasta la clásica Flauta Mágica.

La Iglesia Católica, aún no la protestante, está en contra. Quisiera que se respetara el día del Señor. En lugar de caer en el consumismo, estar en la familia e ir a la misa. Probablemente, incluso estando de acuerdo con Di Maio, las iglesias permanecerían vacías, y los alemanes pasaran el día festivo frente al televisor. Ni siquiera el estadio sería una alternativa porque aquí la Bundesliga, la Serie A, juega el sábado. O harían sus compras en línea enriqueciendo a los gigantes de la distribución y acelerando la crisis de los pequeños comerciantes. Quiebras y empleados desempleados. Por el momento, la Iglesia Luterana no ha tomado una posición, pero muchos pastores durante sus predicas advierten a su vez contra el consumismo.

En 1960, doce millones de católicos asistían a Misa el domingo, escribe WirtschaftsWoche, el semanario económico más importante, el año pasado fueron dos millones 400 mil, mientras tanto, gracias a la reunificación, la población creció en 17 millones, superando los 82 millones. Una disminución del 80%. Compras festivas o no, la situación no cambiará.

Según las estadísticas, apenas el 66% de los fieles van a misa al menos una vez al año. Por lo general, en Navidad, pero siempre es una minoría. A la función del 24 de diciembre van ocho millones trescientos mil protestantes, de 23 millones, que es poco más de un tercio. Y las funciones entre cantos y música a menudo se convierten en un gran espectáculo. Los fieles, católicos y luteranos, sin embargo, son todavía generosos con las donaciones. ¿Por qué lamentarse y buscar imponer con prohibiciones un retorno al pasado?

El año pasado, las compras navideñas alcanzaron los 94.500 millones de euros, este año deberían ir más allá, como hace esperar ya la facturación de noviembre y diciembre. Se espera que el aumento sea del 3%. Para los regalos de los niños, se gastan un promedio de € 131 por cabeza, unos diez más. Se regalan juguetes (cada vez más sofisticados), pero también libros: el 48% de los niños encontrarán un volumen debajo del árbol. La lectura y la carta sobreviven también gracias a la Navidad. ¿Como así? Porque, según se explica, los regalos casi siempre son elegidos por las madres, y son las mujeres (67%) las que leen más, sobre todo.

Los libros también son un regalo preferido para adultos, el 35%, y en promedio se gastan € 41 en uno o más volúmenes. Siguen los juguetes con un 34%, la ropa con los 29%. Los alemanes son pragmáticos, y uno de cada cuatro prefiere donar un cupón. Poco poético, pero se evita los errores.

La Navidad para muchas categorías comerciales representa la salvación. Algunos sectores alcanzan el 50% de la facturación anual e incluso venden tanto como en los otros once meses del año. Además, en Navidad, se prefiere salir en lugar de comprar en la computadora: las ventas en línea en 2017 aumentan un 10%, pero en diciembre, el 68% regresa al pasado y compra los regalos personalmente en las tiendas. Para los pequeños comerciantes, es la salvación.