Sunday, March 12, 2017

Promedio de uno por año: Richard Williamson anuncia consagración de otro obispo para la llamada “resistencia”


La “resistencia” es aquella rama más radical de los Lefebvrianos, los cuales se han venido oponiendo al curso que viene dando la FSSPX/SSPX desde más o menos 2009, pero más notoriamnete desde 2012 (la explicación no tan así, pero acortamos por razones de brevedad). Habían consagrado en 2015 un obispo, otro en 2016 y ahora en su más reciente carta semanal (la enlazamos para hacer constancia, pero vaya bajo su responsabilidad) Richard Willliamson anuncia que habrá otro en 2017:

Si Dios quiere, el próximo 11 de mayo el Padre Gerardo Zendejas será consagrado obispo en la parroquia Tradicional del Padre Ronald Ringrose en Vienna, Virginia, Estados Unidos.

Así que el promedio de un obispo cada año lo conservan.


Muy entusiasmados en Paraguay con la posible ordenación de hombres casados, mientras desprecian a los solteros que están listos a ser ordenados


Un poco de indignación nos ocasiona una nota publicada hoy en ABC Color, principal periódico de Paraguay, en la que hablando de la posible ordenación de hombres casados (sugerida recientemente por Francisco en una de sus entrevistas), recogen las impresiones de un obispo y de un sacerdote disidente casado, quienes se muestran bastante entusiasmados por la posibilidad. En la nota también habla un otro obispo, en este caso con reservas sobre la idea.

Y la indignación llega porque estos personajes hablan de cosas remotas pero ignoran las actuales. Por ejemplo hoy, tiempo presente, hay una diócesis en Paraguay en la que existen 10 diáconos transitorios, a los cuales su obispo rehusa ordenar “en tiempo previsible”, sin dar a conocer el impedimento que ve para su ordenación, por el contrario, usando de violencia moral hacia estos diáconos. No solamente ello, sino que estos diáconos se encuentran en estado de desatención total por parte de su obispo, algunos casi al punto de vivir de la caridad, sin que el obispo haga nada en su favor.

Así que, estas ilustres mentes paraguayas tan entusiasmadas con una idea que quién sabe en qué día llegue, ¿por qué más bien no se ocupan de esta realidad actual y ayudan a solucionarla, si es que faltan sacerdotes como se argumenta, y dejan de estar pensando y ponderando carajadas?

Como en América Latina tiene tanta presencia, ¿para el viaje de Francisco a Colombia no habrán pensado en este financiador?


El Card. Rubén Salazar, Arzobispo de Bogotá, concede hoy una entrevista al primer periódico de Colombia, El Tiempo, en la que evidentemente el argumento principal es el proyectado viaje de Francisco a Colombia, del cual se hace un bosquejo de agenda al comienzo de la misma. También se le pregunta sobre la financiación del viaje, esta la respuesta:

Usted dice que hay que conseguir el dinero para la financiación de la visita papal. ¿Cuánto puede costar y quién lo va pagar?

No tenemos ni idea de cuánto pueda costar, pero hay un criterio fundamental y es el de la sobriedad. Vamos a gastar lo menos posible. Lógicamente hay que organizar escenarios para las eucaristías; en algunos casos tendrán que abrirse vías para el acceso a algunos territorios, pero, en principio, la norma es el gasto mínimo posible. ¿Quién lo va a pagar? Vamos a conseguir donaciones voluntarias, de empresas. Porque no queremos que ni la Iglesia ni el Gobierno gasten un solo peso.

Vista su notoria —que no “notable”— presencia en Latinoamérica, ¿no han pensado en esta empresa para los fines aquellos de la financiación privada?


Francisco a Chile, Argentina y Uruguay a finales de Marzo y comienzos de Abril de 2018

De este viaje se viene hablando ya hace bastante tiempo, con los mismos tres países como destino. Pues bien, leemos hoy en Infobae que pretendidamente Francisco lo confirmó en una de esas audiencias privadas con presionajes de su tierra natal de las que no salen fotos ni se incluyen en las agendas oficiales, pero que sí salen en la prensa.

El papa Francisco visitará la Argentina entre marzo y abril de 2018

Se lo confirmó a Vidal, Stanley y Salvai, con quienes se reunió el 25 de febrero. Al Sumo Pontífice ya no le gusta que digan que ejerce un “papado populista”

Por Silvia Mercado | 12 de marzo de 2017

Poco y nada trascendió de la reunión que la gobernadora María Eugenia Vidal tuvo con el papa Francisco en Santa Marta el sábado 25 de febrero. La noticia sorprendió incluso a los que más colaboraron para que se concretara, ya que se sabía que ambos tenían especial ansiedad por ese encuentro personal, cara a cara. Se cuidaron mucho las formas, el Sumo Pontífice no quería herir las susceptibilidades de Mauricio Macri. Por eso no hubo invitación del Vaticano, ni la Gobernadora pidió audiencia. Fue, apenas, una reunión privada.

Pero algo, específicamente, no se supo: la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y su esposo, el jefe de de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, Federico Salvai, estaban allí presentes, aunque no aparecieron en la foto. El matrimonio estaba en Roma desde hacía varios días, descansando después del tratamiento que Stanley encaró para superar una dura enfermedad, sobre la que el Papa se interesó casi cotidianamente, hasta que supo de la evolución satisfactoria.

Aunque no se lo preguntaron, Francisco les contó que pensaba viajar a la Argentina en el 2018, entre finales de marzo y principios de abril, cuidando evitar dos fechas lacerantes de nuestro pasado reciente, el 24 de marzo y el 2 de abril. Antes irá a Chile y después a Uruguay. El dato es central porque habían trascendido informaciones en sentido contrario, transmitidas por el obispo auxiliar de Santiago de Chile, Galo Fernández, que causaron desconcierto en la feligresía local y fueron desmentidas por el vocero Vaticano.

Infobae buscó precisiones en torno a la visita pastoral del Papa para el año próximo y las obtuvo. Francisco espera congregar a 20 millones de personas en las cinco provincias a las que quiere llegar en su recorrida y ya hay un equipo en Roma trabajando para organizarla.

De todos modos, la confirmación de la fecha se realizará más cerca de fin de año, seguramente en octubre, fuera del calendario electoral. Por otro lado, se supo que en Argentina se empezará a trabajar en la gira papal después de que se elija la nueva Comisión Episcopal, o sea, a partir de junio.

Lo importante es que el Gobierno nacional ya está informado de que, en el 2018, Jorge Bergoglio volverá al país del que salió el 26 de febrero de 2013 sin saber que unos días después, el 13 de marzo, sería ungido Papa, el primero no europeo de la historia de la Iglesia Católica. Mañana se cumplen cuatro años de ese momento mágico en el que la mayoría de los argentinos sentimos que Dios no nos había abandonado.

[...]

La parte del artículo que hemos obviado es una que habla de una edición de 32 páginas de L'Osservatore Romano edición argentina, conmemorativa de los 4 años de Francisco como Papa que salió ayer y hoy (la misma los dos días), y que no está directamente relacionada con lo de la visita a Chile, Argentina y Uruguay que desea hacer.