Tuesday, September 05, 2017

Por publicarse libro en que se añaden detalles de cómo el card. Cormac Murphy O'Connor cabildeó votos para elegir Papa al card. Bergoglio

El libro en mención se llama “The Keys and The Kingdom: Britain and the Papacy from John Paul II to Francis” (“Las Llaves y El Reino: Gran Bretaña y el Papado de Juan Pablo II a Francisco”, nuestra traducción), de Catherine Pepinster, y aparecerá en Octubre de 2017.

Hemos dicho que en él se añaden detalles de cómo el card. Cormac Murphy O'Connor, recientemente fallecido, cabildeó votos para elegir Papa al card. Bergoglio, porque ya en el pasado la misma especie se sabía por otra fuente, para más señas un bergogliano manifiesto, Austin Ivereigh. Es más, por esos días hasta hubo el desmentido de rigor del Vaticano.

El siguiente es un artículo de The Daily Telegraph, Sep-04-2017, pág 6 (copia del artículo en la imágen, click para ampliar). Traducción de Secretum Meum Mihi.

El fabricante de papas: cómo el cardenal Cormac hizo elegir a su amigo

Por Robert Mendick | REPORTERO JEFE

Es un cuento tan intrigante como la trama de Cónclave, el más vendedor thriller de Robert Harris durante una elección papal ficticia.

Pues ha surgido que el cardenal Cormac Murphy-O'Connor, el ex arzobispo católico de Westminster que murió la semana pasada, intervino en el último cónclave para asegurar que su amigo fuera elegido Papa Francisco.

Los dos hombres se hicieron amigos cercanos después de conocerse por primera vez cuando fueron hechos cardenales el mismo día por el Papa Juan Pablo II.

En los días previos a la votación de 2013, Murphy-O'Connor co-organizó una recepción en la embajada británica en Roma para cabildear apoyo para el Cardenal Jorge Mario Bergoglio, el entonces arzobispo progresista de Buenos Aires.

Según un nuevo libro, Murphy-O'Connor invitó a los cardenales de la Commonwealth, pero deliberadamente dejó fuera de la invitación a dos poderosos clérigos pero conservadores: el cardenal [Marc] Ouellet de Canadá, que había sido favorito, y el cardenal [George] Pell de Australia. El plan, que tuvo éxito, era persuadir a los cardenales de la necesidad de un papa liberal sin la interferencia de los conservadores mayores.

El libro de Catherine Pepinster, la ex editora de The Tablet, detalla cómo los funcionarios de la embajada abandonaron la sala para dejar tiempo para que Murphy-O'Connor persuadiera a los cardenales de la importancia de votar por Bergoglio.

Murphy-O'Connor había quedado consternado cuando el Papa Benedicto XVI fue elegido en el cónclave anterior y estaba decidido a evitar otro Papa conservador. La Sra. Pepinster, cuyo libro The Keys and The Kingdom: Britain and the Papacy from John Paul II to Francis [“Las Llaves y El Reino: Gran Bretaña y el Papado de Juan Pablo II a Francisco”] que se publica el mes próximo, dijo: “El cardenal Cormac Murphy-O'Connor era un hombre popular y genial, pero bajo su exterior jovial era alguien sagaz que sabía exactamente cómo funcionaba el Vaticano”.

“Y esa sagacidad significaba que él se asegurara que su amigo fuera elegido Papa Francisco, un papa que ha tenido un enorme impacto en la Iglesia Católica y en el mundo. Ha habido fabricantes de reyes en la historia; Cormac Murphy-O'Connor resultó ser un fabricante de papas”.

El Papa Francisco fue elegido el 13 de Marzo de 2013, el segundo día del cónclave, en la quinta votación. Necesita dos tercios de los 115 votos para ganar. Se cree que los votos emitidos por Murphy-o'connor fueron decisivos.

En 2013, Murphy-O'Connor era demasiado viejo para votar bajo las reglas del Vaticano, pero viajó a Roma, como muchos otros cardenales ancianos sin derecho a voto, para participar en las conversaciones, llamadas congregaciones, antes del cónclave.

Poco después de su elevación, al Papa Francisco se le oyó decir a Murphy-O'Connor: “Tuo e colpevole”, traducido como “Tú eres el culpable”.