Thursday, September 28, 2017

Francisco habló sobre Amoris Lætitia con sus compañeros de “secta” (sic) en Colombia


Lo sabemos hoy por medio de Antonio Spadaro, S.I., miembro del primer anillo de la guardia pretoriana bergogliana, que siempre viaja con Francisco como parte de su séquito (antiguamente viajaba como un periodista cualquiera) y, como miembro de los jesuitas, participó del encuentro que tuvo Francisco con los miembros de la “secta” (sic) en Cartagena, Sep-10-2017, durante su viaje apostólico a Colombia. El contenido de dicho encuentro lo ha dado a conocer en La Civiltà Cattolica. Nos detenemos en la parte en que Francisco se refiere a los “comentarios” sobre su exhortación apostólica Amoris Lætitia.

Aprovecho esta pregunta para decir una cosa que creo que la debo decir en justicia y también por caridad. Porque escucho muchos comentarios —respetables porque los dicen hijos de Dios, pero equivocados— sobre la Exhortación apostólica postsinodal. Para entender Amoris Laetitia hay que leerla de principio a fin. Empezar con el primer capítulo, continuar por el segundo… y así siguiendo… y reflexionar. Leer qué cosa se ha dicho en el Sínodo.

Una segunda cosa: algunos sostienen que la moral que que está a la base de Amoris Laetitia no es una moral católica o, al menos, que no es una moral segura. Ante esto quiero reafirmar con claridad que la moral de Amoris laetitiae es tomista, la del gran Tomás. Pueden hablar de esto con un gran teólogo, entre los mejores de hoy y entre los más maduros, el cardenal Schönborn. Esto lo quiero decir para que ayuden a la gente que cree que la moral es pura casuística. Ayúdenlos a darse cuenta que el gran Tomás tiene una riqueza muy grande, capaz también hoy de inspirarnos. Pero de rodillas, siempre de rodillas…