Sunday, September 24, 2017

“Corrección filial”≠“corrección formal”

Fue a las cero horas romanas de Sep-24-2017 que apareció este documento. Una “acción no similar tomada desde la Edad Media”, según se lee en el sitio de internet por medio del cual se dio a conocer, www.correctiofilialis.org.

Se trata de una llamada “corrección filial”, la cual “afirma que el Papa, a través de su exhortación apostólica Amoris laetitia, como también por otras palabras, actos y omisiones que se le relacionan, ha sostenido siete posturas heréticas en referencia al matrimonio, la vida moral y la recepción de los sacramentos, y ha provocado que estas opiniones heréticas se propaguen en la Iglesia Católica”, según dice el resúmen que presenta el mismo sitio de internet. “Firmada por 40 clérigos católicos y académicos laicos, ha sido enviada al Papa Francisco el pasado 11 de agosto. Como no se ha recibido respuesta de parte del Santo Padre, el documento se hace público hoy, 24 de septiembre de 2017, Fiesta de la Virgen de la Merced y de la Virgen de Walsingham. La carta, que sigue abierta para nuevos firmantes, lleva ahora los nombres de 62 clérigos y académicos de 20 países, también representando a otros que carecen de la necesaria libertad de expresión”, dice al comienzo del resúmen.

Esta es la parte medular del documento de 25 páginas:

Por medio de estas palabras, hechos y omisiones, y por medio de los pasajes arriba mencionados del documento Amoris laetitia, Su Santidad ha apoyado, directa o indirectamente, y propagado dentro la Iglesia, con un grado de consciencia que no buscamos juzgar, tanto por oficio público como por acto privado las siguientes proposiciones falsas y heréticas:

1). ‘Una persona justificada no tiene la fuerza, con la gracia de Dios, para seguir las exigencias objetivas de la ley divina, como si cualquiera de los mandamientos de Dios fuera imposible para los justificados; o como significando que la gracia de Dios, cuando produce la justificación del individuo, no produce invariablemente, y de su propia naturaleza, la conversión de todo pecado grave, o no es suficiente para la conversión de todo pecado grave.'

2). 'Los católicos que han obtenido el divorcio civil del cónyuge con el cual están válidamente casados y han contraído un matrimonio civil con alguna otra persona durante la vida de su cónyuge, y que viven more uxorio con su pareja civil, y que eligen permencer en este estado con pleno conocimiento de la naturaleza de su acto y con pleno consentimiento de la voluntad del acto, no están necesarimente en un estado de pecado mortal, y pueden recibir la gracia santificante y crecer en la caridad.'

3). 'Un creyente católico puede tener pleno conocimiento de una ley divina y elegir violarla voluntariamente en una materia grave, pero no estar en un estado de pecado mortal como resultado de este acto.'

4). 'Una persona, mientras obedece una prohibición divina, puede pecar contra Dios por medio de este mismo acto de obediencia.'

5). 'La conciencia puede juzgar verdadera y correctamente que los actos sexuales entre personas que han contraído un matrimonio civil entre sí, aunque uno, o ambos, esté sacramentalmente casado con otra persona, a veces pueden ser moralmente correctos o reclamados o incluso mandados por Dios.'

6). 'Los principios morales y las verdades morales contenidos en la revelación divina y en la ley natural no incluyen prohibiciones que condenan absolutamente ciertos tipos de actos, porque son siempre gravemente ilícitos a causa de su objeto.'

7). 'Nuestro Señor Jesucristo quiere que la Iglesia abandone su antiquísima disciplina de denegar la Eucaristía a los divorciados y nuevamente casados, y de denegar la absolución a los divorciados y nuevamente casados que no expresen ninguna contrición, ni el propósito firme de enmendarse de su actual estado de vida Dios.'

La primera en reaccionar fue la agencia Associated Press (inglés, español), la cual atribuye el documento en su titular a “conservadores”, más adelante dice tratarse de “tradicionalistas”.

Más rabiosa fue la reacción de los sitios más caracterizados como bergoglianos. Por ej., Andrea Tornielli escribiendo para Vatican Insider, para bajarle la categoría a los firmantes, titúla “El banquero Gotti Tedeschi (y otros 61) acusa al Papa de 7 herejías”. Pero lo peor de todo es que intenta confundir a los lectores al hacer parecer esta “corrección filial” como la “corrección formal” que el Card. Raymond Leo Burke, firmante con otros 3 cardenales de las Dubia sobre Amoris Lætitia, ha venido anunciando. Dice el subtítulo: “ninguno de los cardenales u obispos en comunión con Roma la ha firmado. Entre los 62 firmantes destacan los nombres del ex presidente el IOR y de administradores de los blogs anti-Francisco”. La parte de “obispos en comunión con Roma” se refiere a que el Superior General de la FSSPX/SSPX es el único obispo que aparece firmando. Y luego viene la otra parte de los, según Tornielli, firmantes destacados, escogiendo como punta de lanza al ex-presidente del IOR, Gotti Tedeschi, como para significar que no tiene los títulos académicos competentes; y a “administradores de los blogs anti-Francisco”, como para decir que no hay que prestarle mucha atención por que al fin de cuentas no están, como él, con Bergoglio, y apenas administran blogs y no, como en suerte le ha tocado a él por ahora, un gran sitio informativo perteneciente a La Stampa.

Alfa y Omega también envía el mensaje de hay-que respirar-con-tranquilidad por que no hay «ningún cardenal u obispo entre los firmantes de la “corrección filial” al Papa».

Un poco más honesta y menos ideologizada que los dos medios mencionados inmediatamente antes, presenta la agencia EFE la información. “Acusan al papa de difundir 7 "herejías" en su exhortación sobre la familia”, titúla (si no puede leer completo el despacho, ver aquí). Al final también insiste en destacar el nombre de Gotti Tedeschi.

Bueno, como es tanta la insistencia en ese nombre, la agencia ANSA obtuvo unas declaraciones suyas en el despacho que lanza a sus abonados (ver la parte a la que agregamos énfasis).

(ANSA) - ROMA, 24 SET - Una carta de 25 páginas firmada por 62 sacerdotes y laicos estudiosos tradicionalistas acusan al papa Francisco de "siete herejías" en la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia.

La misiva fue enviada el 11 de agosto al Pontífice y, "dado que no hubo respuesta del Santo Padre, se hace pública hoy 24 de septiembre", dijeron los firmantes, entre ellos Ettore Gotti Tedeschi, ex presidente del IOR, el Banco del Vaticano. El documento enviado "es una súplica escrita por teólogos, no habla de herejías. Sea claro: yo no acuso al Papa de herejía sino dice que indirectamente podría facilitar la herejía. Sea claro, yo no acuso al Papa, lo quiero", dijo a ANSA Gotti Tedeschi.

"Estoy a favor de la Iglesia y del Papa, y no me alejaré nunca ni de la Iglesia ni del Papa. El documento es un acto devoto, una invitación a la reflexión", agregó el ex banquero.

Entre las firmas está además la del jefe de los Lefevrianos, monseñor Bernard Fellay, y ningún cardenal.

El hecho que los tradicionalistas evalúen la posibilidad de una "corrección" al Papa por las novedades introducidas sobre el matrimonio en Amoris Laetitia había sido ventilada en los meses últimos.

Quien habló explícitamente fue uno de los cardenales de los llamados "dubia", Raymond Leo Burke, pero no está entre las firmas difundidas hoy.

Titulada en latín "Correctio filialis de haeresibus propagatis (Corrección filial en razón de la propagación de herejías)", fue publicvada este domingo en un sitio web.

Los firmantes sostienen que el Papa, en la exhortación y a través de otras palabras, actos y omisiones ligadas a ella, "sostuvo siete posiciones heréticas, relacionadas al matrimonio, la vida moral y la inserción de los sacramentos, y causó la difusión de estas opiniones heréticas en la Iglesia Católica".

Los expertos del ala ultraconservadora de la Iglesia destacan el hecho de que "directa o indirectamente, el Papa permitió que se creyera que la obediencia a la Ley de Dios pueda ser imposible o indeseable y que la Iglesia debería aceptar el adulterio en cuanto compatible con el ser católicos practicantes"