Tuesday, August 22, 2017

¡Grande San Charbel! Estatua de San Charbel más alta del mundo será instalada en Faraya, Líbano

Información de Gaudium Press, Ago-22-2017. La información tiene errada la altura de la estatua.

Faraya (Martes, 22-08-2017, Gaudium Press) La estatua de San Charbel más grande del mundo realizó un difícil viaje desde la ciudad de Haret Sakher a los altos de Kesrouan, Líbano, para llegar a su destino final en Faraya. El Santo, notablemente venerado en Líbano y en numerosos países, vivió como ermitaño aplicando con gran empeño las estrictas normas ascéticas de su congregación. Tras su muerte, diversos prodigios alentaron la piedad popular y su fama de santidad, fortalecida con innumerables milagros atribuidos a su intercesión.

La escultura monumental es obra del artista libanés Nayef Alwan y tiene 27 metros de altura, cerca de nueve metros de ancho y un peso de 40 toneladas. Fue elaborada en fibra de vidrio de gran resistencia para enfrentar los climas adversos y se tiene programada su bendición solemne para el día 14 de septiembre, Solemnidad de la Exaltación de la Santa Cruz.

La mayor parte de la escultura fue elaborada en una sola pieza, que por su tamaño y peso representó un notable desafío para su transporte. Además, el estado de las vías de comunicación hacia su destino y el hecho de tratarse de un trayecto montañoso exigieron un plan especial de transporte con un convoy especial provisto por Seguridad Interna de Líbano y varios cierres de las vías para permitir el paso del monumento. Uno de los brazos de la escultura compone una pieza aparte que será instalada en la semana posterior a la llegada.

Los fieles recibieron la estatua con fuegos artificiales y el suceso marcó un hito en la historia local. "El proyecto nació un año atrás. uno de mis colegas en la municipalidad y los devotos de San Charbel sugirieron la idea", indicó uno de los funcionarios, según informó Abouna. "La municipalidad la adoptó y tomamos todos los pasos necesarios para implementarla tan pronto como fue posible". Las características técnicas del monumento permiten un período estimado de vida del mismo de unos 400 años.