Saturday, August 26, 2017

El presidente de los obispos húngaros dice que la fecundación in vitro es un «pecado»


Artículo de agencia EFE, Ago-25-2017.

El presidente de la Conferencia Episcopal de Hungría, András Veres, ha asegurado que la fecundación in vitro es un pecado porque no hay relación «natural» entre un hombre y una mujer, y que para la Iglesia católica este método es «inaceptable», según recoge este viernes el diario Magyar Nemzet.

El problema, según Veres, es que «en el tratamiento, la concepción no es resultado de una relación natural de un hombre y una mujer», y también que durante la fertilización hay embriones que no son utilizados y que, en muchos casos, «se congelan o se destruyen».

«El pecado es grave o menos grave en función de cuán consciente fue la decisión», matiza el obispo en unas declaraciones al rotativo, y agrega que «un sacerdote nunca podría aconsejar a una familia sin hijos que acudan a un programa de fertilización in vitro».

«La mayoría de las parejas católicas que han participado en programas de fertilización in vitro lo han hecho por ignorancia», dice el líder religioso.

El jerarca llega a aconsejar la adopción ya que, afirma, en su experiencia si una pareja «estéril» decide adoptar, «en uno o dos años tendrá a su propio hijo ya que se rompe esa barrera interior al cuidar un niño».

En Hungría la seguridad social financia unos 6.000 programas de fertilización in vitro por año, que la mujer puede solicitar hasta la edad de 45 años.